viernes, 24 de junio de 2005

Los augurios están a punto de cumplirse.
Los planetas se han alineado.
Los sellos se han abierto.
Este año sí me voy a Cuba de vacaciones.

Los signos se han estado mostrando desde ayer, pero hoy fue el cúlmen.

Signo #1: El concierto de danzones cubanos de ayer.
Signo #2: "Lágrimas negras" cuando llegamos al Calicanto.
Signo #3: Una plática sobre el viaje, más decisiva que las anteriores.

El día de hoy:

Signo #4: "La bayamesa" en el cd que me acompañó hasta el lugar donde haría mis compras.
Signo #5: Tomo mis cigarros Populares, el vino, las aceitunas, las pongo sobre el mostrador y una voz me dice: "¿Te gutan lo cigarro cubano?" Y yo, que soy de mente sagaz, veo al mulato y con mi voz que es una cascada tropical, respondo: "¿Tú eres cubano?".
Signo #6: El mulato me invita a un concierto y a sus clases de merengue, salsa y danzón. No era feo. Como me gustan: Sólo un poco más alto que yo y de complexión ancha, como Fefé. Me lo imaginé bailando. Mmmm...
Signo #7: Se despiden los cubanos, me acompañan al auto y observan la calca que traigo en el vidrio trasero "La Bodeguita del Medio. Cuba". Me gritan diciendo adiós: "¡Nos vemos en La Habana!" mientras yo sigo escuchando a Benny Moré en el estéreo.


Foto de Bill Trumbull

No hay comentarios.: