viernes, 10 de febrero de 2017

Luna

Dice mi comadre, que sabe muchas cosas que yo no sé, que los signos de agua como el mío estamos chingonsotes con la luna llena y el eclipse.
Y sí estoy chingonsota.
Porque la vi, porque terminó una jornada laboral intensa, porque bebí generosas cantidades de vino y porque me acabo de depilar y acostar en sábanas recién lavadas. I´m a fucking dolphin, bitch!

Han pasado cosas chidas.
Terminamos de pagar una de nuestras casas. Dos (tengo que especificar porque si no pueden quedarse con la idea de que tengo cantidades patrimonialres varias y diversas.)
El trabajo luce bien. Sobre todo mis compañeritos que aunque no se enteraron, fueron parte sustancial de mi supervivencia esta semana, con sus dulces, chocolates, tamarindos y cafés.
Los hijos siguen vivos y contentos.
El marido felizote y realizado.
Mi madre, aliviada de dolores.
Mi padre, sobreviviendo la enfermedad.
Yo, peda.
Todo bien, pues.

Y como llegué contenta a casa, no me quedaba más que compartirlo.

Que continúen estos respiros de felicidad, para ti y para mí.

Así sea.


lunes, 6 de febrero de 2017

En las nubes

Sólo hacen falta cinco días por las nubes para ya no quererte regresar.

Hace ocho años anduvimos por Cloudcroft, nomás de pasadita durante un viaje relámpago por carretera. Nos habíamos prometido regresar.
Increíble que nos haya llevado tanto tiempo un lugar tan cerca de nosotros.
Pero lo hicimos.
Nos quedamos en un hostal, conocimos gente hermosa, aprendimos a esquiar y gastamos toda nuestra fortuna en chocolate caliente.
En cinco días anduvimos entre el desierto y las nubes.









Tristemente me fue insuficiente.
Mis adolescentes cada vez tienen vidas más propias y privadas.
Pasar cinco días sin otra cosa más que hablar con ellos fue excelente.
Una de las tardes, explorando una tienda de antigüedades, William me regaló una confesión: "Quiero mucho a mi novia. Es muy dulce." Así, de la nada y sin decir agua va.
Otro día, Harry y yo la pasamos hablando de cosas completamente banales. Con Harry todo es intenso y disfruté un rato de la superficialidad de un chisme escolar.

Ya quiero agarrar carretera otra vez.
He leído que Cloudcroft es hermoso todo el año.
Esta vez no tengo ganas de esperar ocho años para disfrutar de algo que quiero hacer.

lunes, 2 de enero de 2017

On hold

Había planeado no salir de vacaciones y guardar mis días para una emergencia.
Había pensado postergar la maestría hasta el año entrante.
Había detenido algunos planes.

Pero no se puede vivir a la espera.
No es vivir.







martes, 29 de noviembre de 2016

Dislike

No sé cómo hacer para que no me aparezcan las historias que mis contactos comentan o a las que les dan “Me gusta” en Facebook. Hay muchas cosas de sus gustos que no me interesan en lo absoluto, aunque tiene su lado positivo porque, por otra parte, he estado limpiando mi lista de contactos de racistas-misóginos-homofóbicos con base en esa información.
De todos modos, no quiero tener que verlos.

Anoche me apareció mi papá comentando “Amén” en dos publicaciones.

La primera era en una oración por los enfermos.
La segunda era en una oración por un milagro.

Hace dos semanas fue su última quimio de la segunda serie de seis.
La semana entrante lo revisa la oncóloga con los resultados de sus estudios.
Mi mamá ya los tiene y no le ha dicho que esta vez el cáncer no se fue y que se extendió a su otro pulmón.

Realmente ya no quiero que me aparezcan los comentarios y likes en Facebook de mis contactos.

 

jueves, 24 de noviembre de 2016

feliz día de la mujer

Sooo...
La ingeniera es una mujer muy inteligente que se ha especializado en un área poco común de los materiales. Trabaja con nosotros pero recientemente le hablaron de una empresa donde había trabajado para ofrecerle un proyecto que la llevaría a Alemania a obtener una mejor preparación. La oferta incluye llevar a su esposo y a su hijo. Y al bebé en su panza.
Y se debate.
Para mi jefe el juicio es muy simple: está loca. La decisión debe ser quedarse aquí, porque además cuando las mujeres son muy exitosas sus maridos lo resienten. ¿Y sus hijos? Ella estará muy ocupada con su curso y el proyecto de ese trabajo ¿quién los va a cuidar?
Y cuando le digo que se escucha sexista, la respuesta es: "No lo soy, la persona a la que más admiro es mi esposa".

* * * * *
Un compañero del trabajo se acercó hoy a mí y mientras me hablaba me acarició el cuello y la parte superior de la espalda bajo mi blusa. Después de quedarme helada sin saber qué pedo, me desahogué con mis compas. Quise la confirmación de que no estaba mal haberme sentido completamente frikeada, de que no estaba exagerando... Luego me sentí absolutamente encabronada, primero por no haberle dado un chingazo al güey y segundo, por haber requerido la confirmación de mis amigos.
Es esta cosa terrible de no aprender a escuchar a nuestros cuerpos porque no hemos aprendido a apropiárnoslos. O justificar su invasión o requerir la opinión ajena para sentirnos indignadas, porque nuestras emociones nos son insuficientes. O no actuar inmediatamente por no parecer exageradas. O no decir nada porque de todos modos quién nos va a escuchar.
Pero sobre todo, me super encabroné porque después de tanta reflexión, análisis, crítica y deconstrucción, sigo siendo la misma pendeja.
(Bueno, me quedo con el consuelo mínimo de que antes no hubiera ido a buscarlo, darle un manazo y advertirle que hablaría con el comité de ética si volvía a acercarse demasiado).

* * * * *
Pero no necesitamos el feminismo.


domingo, 20 de noviembre de 2016

Cat people

Personalidad introvertido o extrovertida.
Temperamento sanguíneo, colérico, flemático o melancólico.
Los 9 eneatipos.
Y así, muchas formas de entendernos y proyectarnos.
Aunque pasé dos días de retiro, encerrada tratando de conocer qué personalidad del eneagrama era (5, by the way) ninguna imagen me ha sido tan clarificadora con la siguiente:


Sí, se puede una parar frente a mucha gente, hablar, verte como pez en el agua, decir las cosas, perder la seriedad, bromear y sin embargo, sentir que no perteneces.
Pero ya estoy acostumbrada y no significa que me sienta mal al respecto.
Antes sí. Y cuando esto pasaba, había un par de personas alrededor que hacían lo posible porque me sintiera incluida.
Fue bueno, eventualmente, dar con otro inadaptado para hacernos compañía.
Tanto el inadaptado como los otros siguen en mi vida.

Puede que no sea yo la persona más sociable ni la mejor compañía, pero mi casa está siempre abierta para quienes siguen ahí a pesar de mí.
Aunque a veces no hable mucho y sólo me ría y asiente, es un placer que mi casa se llene de gritos, risas y humo.






domingo, 13 de noviembre de 2016

The Weekend Update

Si la semana pudiera resumirse en un video, sería éste:
 

Tristeo estos días por diversos motivos. Uno de ellos, la muerte de Leonard Cohen.
"Todos se mueren" dijo la cumpleañera de la semana en su festejo. Así, festiva ella.
Pero es verdad.

Yo sigo con la obligación de la vida por ahora, celebrando otras vidas siempre que se pueda, brindando hasta las lágrimas en los cumpleaños, brindando hasta devolver el estómago (¿y por qué no?) en un baño.
Y quiero vivir hasta tener que decir, como Leonard cantando en Londres a los 73 años: "Excuse me for not dying".


Leonard Cohen at home in Los Angeles in September, 2016.