martes, 21 de junio de 2005

Graduación

Hoy me encontré a Yolis en una agencia de autos. Le dije que hoy salía la crónica social de la graduación de Darío. Hubiera querido tener más fotos para detallar otros acontecimientos suscitados en el evento pero lo dejaré para después.
¿Qué puede decir una madre ante el hecho de ver a su hijo recibiendo su primer diploma?
Valió gorro el calor, el polvo, el retraso, la desorganización.
La carita de Darío hizo valer todas las desmañanadas, los apuros o incluso ese sentimiento de separación que me inundaba cada vez que me despedía de él a las puertas del kinder.
¿No se ve guapísimo?

El premio al esfuerzo.

No hay comentarios.: