viernes, 30 de noviembre de 2018

Cinco estrellas

Después de que los hombres de la casa se fueron a trabajar hoy, yo me quedé en cama tres horas más.
Luego me levanté; me hice un café, no sin antes estar a punto de echar Whiskas a la cafetera (las bolsas se parecen mucho) y me puse a ver televisión.
Ya había empezado a ver una serie llamada Big Mouth y hoy después de algunos capítulos sólo me queda declarar mi fascinación y amor por esta serie animada.
El casting de voces está tremendo: Nick Kroll (quien también es el creador), Jason Manzoukas, Maya Rudolph (la amo), Jordan Peele, Fred Armisen, Jenny Slate (la amo) y esta temporada, David Thewlis en un personaje que no podía estar más a su medida.
La temática, maravillosa. La recomiendo ampliamente sobre todo a los padres de adolescentes. Pero no se queda ahí. Ayer tuve una plática con el hijo menor sobre uno de los temas de la serie. Y cada episodio tiene algo interesante que decir, envuelto en chistes escatológicos y continuas referencias sexuales.

Este clipcito es de un episodio que vi hoy:



¿A poco no está súper lindo?

Y hablando de recomendaciones para padres de adolescentes, hace poco vi esta película y me encantó. 




No les voy a contar nada de la trama. Mejor véanla. Es muy buena.
Yo me retiro a seguir mis labores de potato couch.
Bonito fin de semana con cambio de gobierno incluido.



domingo, 25 de noviembre de 2018

Que ya termine



No es muy de mí querer que las cosas se terminen. De hecho, que las cosas se terminen implica que el tiempo pasa en forma irremediable y lo que menos deseo es que pase tan rápidamente. 
Peeeeeeeero...
Ya quiero que termine este tetramestre de la maestría.
Voy a la mitad y ya quiero aventarlo. Y no es porque esté complicado o pesado (considerando lo que ya pasé con la otra, esto está bien papitas) es que el tiempo, joder.
Quiero un hobby. Me urge aprender a hacer algo con mis manecitas. He estado pensando en cerámica o música. No sé todavía. Ni que urgiera saberlo. Todavía me falta un año de este martirio.
Y bueno... que esta semana es la última del tetra. Y luego tengo que darle un chingo de carrilla a mi jefe para sacar pendientes porque empezando diciembre me cirujean un hombro y voy a estar fuera del aire como tres semanas.
Qué estresante es esto de no poder ir a trabajar.


Ya me vi...

domingo, 18 de noviembre de 2018

Domingo chambeador

Pintura de paredes, restregado de baños, lavado de ropa.
Cómo alcanza el tiempo cuando toca fin de semana de doble domingo.




Él es el Tepache, paliativo comprobado en el tratamiento del sinsabor y la pena ajena que dejan la lectura de comentarios racistas y regionalistas pendejos en las redes sociales.
Se los comparto porque soy generosa.
De nada.