martes, 1 de marzo de 2005

Hace siete años metí mi guitarra en el clóset.
Solía sentir su mirada recelosa y yo la evadía, cerrando nuevamente las puertas, temerosa de su vista.
Muchas veces me preguntaba qué seguía haciendo ahí. En muchas ocasiones quise regalarla, hacerla desaparecer, dársela a los niños para que terminaran el trabajo que el tiempo estaba realizando. Y es que yo sabía que no se abandona a alguien en esa forma, con las cuerdas apretadas y sin un estuche de protección. Otras veces simplemente la ignoraba.
Por eso no sé por qué, ayer que abrí el clóset, decidí bajarla.
Culpa, nostalgia, vergüenza, qué sé yo.
Me senté con ella y la abracé largamente contra mí, tocando sus clavijas, acariciando la curvatura de la caja que tan bien se me adaptaba.
Me hizo recordar la primera vez que la vi.
Tenía 15 años y yo estaba con mis amigos. Regresé a casa por mi bolsa. Mi mamá estaba en la cocina, abriendo el empaque de su deslumbrante horno de microondas. Iba de salida cuando mi papá me dijo que me asomara a mi cuarto. Sobre la cama estaba mi Tres Pinos.
Yo quería una guitarra, aunque no se lo había dicho a nadie. Habría aprendido a tocar un poco de piano en los años anteriores y mis amigos me estaban enseñando a tocar la guitarra. Grité, salté sobre la cama y corrí con ella en los brazos de nuevo con mis amigos. Olvidé nuevamente la bolsa, pero no me importó.
Por los siguientes siete años toqué de manera interrumpida. A veces con urgencia y otras con obstinación. Aprendí un par de piezas de guitarra clásica, un buen número de cantos y muchos boleros.
Fuimos a serenatas, a cumpleaños, a reuniones.
Uno no olvida tan fácilmente. Eso es lo malo. Uno no olvida por que abandona ciertas cosas, no se olvidan las culpas y algunos rencores. Pero cuando se superan, es posible volver a empezar.
Ayer la tomé de nuevo. Recordé algunos acordes, uno que otro arpegio. Es gratificante. Es grato volver a sentir el ritmo de las cuerdas y del corazón.

*****

Tras largos años de pelear contra el cáncer, mi tía Tere por fin descansa.
Mujeres, cuídense. Por favor.

*****

Una editorial me ofreció la posibilidad de impartir un diplomado para maestros en el área de fomento a la lectura. Ya tengo casi todo listo. Sólo me falta pensar cuánto voy a cobrar. Será un taller de 10 horas. Se aceptan sugerencias.

8 comentarios:

Franz Kobhe dijo...

Me gusta mucho su blog, tengo poco de leerlo, es buen acompañante en las horas de "trabajo" cuando no hay tal, ni un libro a mano...
Me despido dejando cordiales saludos...y una felicitacion, por el blog tan "curada"

pd: que en paz descanse su respetable tia

Franz Kobhe dijo...

Me gusta mucho su blog, tengo poco de leerlo, es buen acompañante en las horas de "trabajo" cuando no hay tal, ni un libro a mano...
Me despido dejando cordiales saludos...y una felicitacion, por el blog tan "curada"

pd: que en paz descanse su respetable tia

Shelle Bataclana dijo...

Lamento lo de tu tia. Ni pex, se nos adelanto. Por otra parte diria que vendieras caro tu amor aventurera y que con eso ayudes ala asociacion pro solteronas A. C. A mi tambien me gusta mucho tu blog.

Doña Rana dijo...

Descanse en paz tu tía Tere, aunque a veces reconforta saber que ya no sufre más sobre todo con una enfermedad tan penosa cómo es el cáncer. A mi tu blog no me gusta, lo leo por compromiso no me agrada tu estilo. Jajajaja! Lo que pasa es que me da envidia, con mi vocabulario masculino no tengo la sensibilidad para escribir tan bonito, así que me resigno a seguir poniendo en mi blog barrabasadas. Con respecto a tu curso, considero que entre 3 mil y 5 mil pesos es buena cantidad, ahora bien si la cosa está muy jodida para los organizadores, pues creo que 3 mil está bien. Es un pequeño lujo pero creo que lo vales.

JIBM dijo...

Esperemos y la guitarra no tenga problemas en el puente o en el mastil por dejarla con las cuerdas restiradas.
LA fabrica de 3 pinos y Valenciana haceunos 6 años o mas que cerro, las valencianas que encuentra ahora no son de la misma calidad y con respecto a las 3 pinos que tya no son fabricadas, si la suya es de las hechas con caoba, estamos hablando de una guitarra de entre $6,000 a 7,500 M.N, dependiendo del maltyrato que tenga, asi que esperemos y no la vuelva a arrumbar por un buen rato.
Respecto a lo del diplomado, no tengo la mas minima idea de que trate, ni que tan especializado sea el tema, y mucho menos que tanta capacidad de pago tenga una editorial, pero $1,000 M.N por hora es el promedio que cobran dos que tres monigotes que se dedican a impartir cursos,diplomados y otras cosas parecidas.
No paseo mucho por su blog, lo hago solamente cuando quiero saber como estan Ud. y su familia, podria ir a visitarlos pero desconozco sus horarios y perdi la servilleta donde me dibujo el croquis pa llegar a su residencia, cuidese y saludeme a su familia.
JIBM

Ministry of Silly Walks dijo...

Fracias Franz por sus agradables palabras.

Pinche Rana. Yo también leo su blog por mero compromiso. Y los comentarios que dejo, ni crea que son de corazón.
Mua!

LaShelle... acabas de fundar esa AC?
Porque tengo un par de amigas...

Que ondas George.. pues fijese que si, se le curvó ligeramente el mástil.. no mucho pero lo suficiente para que no se oiga como antes. :(

Guendi dijo...

No cobres menos de 200 pesos la hora.

Nunca supe que tocabas guitarra!!!

UNa brazo grande por lo de tu tia. Ya esta mas feliz ahora :)

A mi tampoco me gusta lo que escribe la beba, Rana. Como que su lexico no es muy amplio...jajajaja (Monstruo verde)

la flaca dijo...

Sorry por lo de tu tía :(

Por lo de la hora-clase, hazle caso a Güendi.

Por lo de la guitarra... ¡¡¡Yo creí que tocabas piano!!!