sábado, 16 de abril de 2005

Seguramente los padres de este bebé nunca imaginaron que cinco años después, les estaría pidiendo un teléfono celular de verdad.

Me sentí realmente insultada con la publicidad de Nokia de un teléfono celular con la carátula de los Increíbles. Pero luego me sentí indignada, cuando mi vecina le compró a su niño de seis años dicho teléfono.
Alex ya me comenzó a pedir un teléfono para el día del niño. Me cuenta el anuncio mil veces, me ilustra las formas en las que podría utilizarlo, se hinca, me chantajea... todavía no me amenaza... pero creo que ya empieza a deducir que no le servirá de nada.

Un link sobre el riesgo del uso de celulares en niños.
Menciona algo sobre riesgos en la salud. Pero se olvida de mencionar otro: el consumismo.

Tengo ya una semana sin teléfono celular. Voy a averiguar cuánto tiempo puedo estar sin necesitarlo.
Cualquier mensaje, déjelo por aquí y ninguna radiación alterará su funcionamiento cerebral.
(Igual y luego me convencen los comerciales y me compro el nokia para mía).

No hay comentarios.: