sábado, 23 de abril de 2005

Hoy limpié mi refrigerador. Fefé me dijo que le daba miedo abrirlo, temía que el contenido de alguno de los tres sartenes olvidades ahí por meses, pudiera atacarlo. Yo le dije que no debía preocuparse. Todo lo tenía fríamente calculado. El tiempo que dejé dentro a los sartenes fue suficiente para que los microorganismos que ahí se desarrollaron, cumplieran con su ciclo vital. Nacieron, crecieron, se reprodujeron y murieron. Justo en ese momento, limpié mi refrigerador. Posted by Hello

No hay comentarios.: