domingo, 15 de mayo de 2005

En el aire se escuchan truenos como el rugido amable de un león en celo.
No hagamos el amor.
Dejemos que esta tarde el amor nos haga.

* * * * *
Se vende placa de reconocimiento a cinco años como maestra.
¿Se escuchó muy mal?
Soy materialista, hubiera preferido una leve bonificación económica.
* * * * *
Cuando estudiaba en la secundaria, tuve un grupito de amigos. Éramos una bola de freaks. El niño demasiado alto, el demasiado chaparro, el nerd de lentes, la gordita y yo (todavía no encuentro qué adjetivo aplicar, así que déjenme en freak… ¿qué más podía ser la niña que obligaba a sus amigos a presentar en la escuela obras teatrales de Moliere o de Oscar Wilde?)
El chaparrito era conocido en el grupo como Kilo. O Kilowatt. Era muy pequeño, pelirrojo, con una voz chilloncísima y un sentido del humor contagioso. Bueno, en realidad lo más contagioso era su risa. Le gustaba dibujar unas historietas hilarantes. Y solía tocar la guitarra en alguna que otra reunión.
No lo había vuelto a ver desde nuestra graduación.
Hasta ayer.
Fuimos a un café a que se me bajara la cruda de la reunión de los maestros. Estábamos detrás de un árbol y no alcanzábamos a ver quién cantaba. Se escuchaba una voz aguada que hacía la voz femenina en una rola, detrás de una voz varonil y muy bien entonada. ¿Y de quién creen que era la voz? ¡Del Kilo! No la varonil, sino la femenina. Se sigue escuchando igualito que en la secundaria. Pero debo decir que le ayuda mucho como segunda voz al wey que es el vocalista principal.

Ya de salida nos encontramos al Profe V. En realidad no nos lo encontramos. Él siempre está ahí, como buen dueño del café. Pero se senté Fefé a platicar con él y cuando se le acabó el tema, tuve que salir yo al quite. Me encanta la gente que habla de sus pasiones. Es el caso del profe. Apenas le pregunté sobre Nellie Campobello y la Florecita Rockera, mandó traer dos libros y nos los mostró. Se puso a platicarnos sobre el proceso de la investigación, el trabajo que había hecho Flor, el libro anterior, el que está preparando.
Me hubiera gustado quedarme más tiempo.
En otra ocasión será.
* * * * *
Vips a mediodía.
El servicio se ve desmejorado.
Igual y no voy por la comida. Salí con tres discos de Compay Segundo y unas revistas. ¿Libros? Demasiado lujo esta quincena.

No hay comentarios.: