martes, 24 de mayo de 2005

Aayyy cabrón, cabrón...

¿Qué magia, qué hechizo
tienen esas palabras
para acallar el dolor y frío?

Pues hoy se chingó y no funcionó.
Quise retirar un comal de la estufa y creí que el quemador se encontraba apagado. Creí mal. Estaba encendido. Me chamusqué cuatro dedos de la mano derecha. Lloré... Sniff... mucho... por fortuna no se me ampollaron pero creo que perdí las huellas digitales en dichos dedos.
Estoy moviéndole al mouse con la mano izquierda y picándole a las teclas con el meñique. Darío me observa de reojo. Todavía no se recupera de ver a su madre llorando y ahora la ve batallar frente a la computadora.
Pero su mirada no es de completo asombro. También comienza a ser de complicidad. Y de un momento a otro se convierte en una mirada por encima del hombro.
Adivino sus pensamientos: "¡Ándele! Pa' que vea lo que se siente ser zurdo en un mundo hecho para diestros."

Es bueno ponerme en sus zapatos. Ahora entiendo sus números al revés, los platos rotos y su lucha diaria contra el mouse. Y sin embargo, todo lo ha vencido.

Y como la voz de Darío tiene gran peso el día de hoy, les dejo su recomendación musical:
Cenit, de La Castañeda.

* * * * *
No todo son dedos quemados hoy.
Noticias de la etapa estatal de los Juegos Culturales de Bachillerato que se realizaron en Parral: Primer lugar en pintura... LUIS!!! LUISITO!!! El mismo con el que comparto mi afición a la Nacha. He´s so happy!
Noticias de la Olimpiada del Conocimiento etapa de zona: Español... Tercer grado, tercer lugar... JOSÉ!!! Su altísima serenísima El Gato se hubiera llevado el segundo pero no lee las instrucciones completas. Segundo grado, segundo lugar... DANYELLA!!!
Orgullosota la maestra. Nuestros pocos recursos no demerita nuestra calidad educativa. YUPI!!!

No hay comentarios.: