domingo, 27 de junio de 2010

Vacas flacas

Ayer iniciamos ya oficialmente las vacaciones.
Festejamos yéndonos a comer sushi a un lugarcito donde lo preparan riquísimo y luego a comprarnos unas guitarras.
Así es. Unas guitarras.
Yo tenía una que mis papás me habían regalado hace ya más de quince años y pues no sobrevivió tantas mudanzas. Era una buena guitarra.
Mi nueva guitarra no es tan buena como fue aquélla, pero al menos es tocable y a lo mejor hasta unas buenas noches de bohemia nos garantiza.
Harry la eligió. Es de color blanco. La que él se compró es de color negro. Y con William que sigue practicando piano con tutoriales en Youtube, dentro de poco tiempo podremos tener una banda familiar así tipo Los Partridge.
Ya me vi. Y como otra vez no me saqué la casa del sorteo ni los 588 millones del Melate, me parece que los family tours sí podrían convertirnos rápidamente en millonarios.

Todavía no sé a qué hora le voy a enseñar a tocar la guitarra porque quiso inscribirse con su mejor amigo en un curso de verano donde les van a impartir natación, voleyball, soccer, ping-pong, box, karate y hasta chino mandarín. O sea que básicamente van a ir a echar desmadre en forma curricularmente organizada. Esos cursos me encantan. Es tanto lo que ofrecen que resulta muy poco lo que se alcanza y eso me gusta. Las vacaciones son para desaprender.
De todos modos pronostico que el nivel de interés de Harry le va a procurar entretenimiento las primeras dos semanas del curso y luego a a querer desertar, con lo cual me hará feliz, porque a mí me gustan las vacaciones de vacaciones.
William también es una afrenta a mi idea del descanso. Parece que el couch quiere cambiar la hora del entrenamiento en vacaciones, de las 4 de la tarde a las 8 de la mañana.
Ahí yo sí rajé y delegué toda actividad que tuviera que ver con pelotas, al papá. Como debe ser.
Y por otro lado mi hermana lo invitó a un curso que darán en el lugar donde ella trabaja, sobre Flash, Photoshop y Maya. Eligió Flash y que más adelante ahorraría para el de Maya, que es un poco más complejo. Lo bueno de todo es que sólo durará una semana.

Dado el poco sentido de la flojera que mis hijos heredaron de sus abuelos seguramente, porque de nosotros no, yo también me pondré a estudiar. Estoy tomando un curso en línea e intento aprender francés con el sistema de Rosseta Stone. Eso puede mantenerme saludablemente ocupado (menos cuando pronuncio la "r" francesa, eso no tiene nada de saludable) mientras sigo preparando un curso que voy a impartir en agosto.

O sea que, calculando, nos vamos a poder dedicar al descanso y a la pachorra de ahí a mediados de julio en delante, hasta que empiece el ciclo escolar.
Yo por lo pronto, seguiré en mi pachorra de hoy. Nos fuimos a acampar de fin de semana y nos levantamos temprano porque estos hombres querían ver el partido de futbol. Yo me quedé dormida durante el juego, recuperando el sueño y me desperté sólo para darme cuenta del cuadro de depresión general.

Por eso me voy a seguir dormida otro ratito que para eso son los domingos de vacaciones.

7 comentarios:

Cassiopeia dijo...

Felices vacas, amiga. Disfruta disfrutándolas. Por lo regular hay que tomar vacaciones para descansar de las vacaciones.

PHERRO dijo...

¿Qué cosa significa vacaciones? :oþ
♫♫¡Qué bonita familia!♪♪
¡Ilusos, tus hombres! ¿Todavía están llorando? Fin del tema (fut-bol).
Aprovecha para levantarte tarde y que ellos se hagan el lunch.

Hay que mantenerse ocupado para no tener malos pensamientos.
Luego te leo.

todavia dijo...

Pos a ver cuando van subiendo el primer demo de su banda, eh???

Ministry of Silly Walks dijo...

Cassi, las disfrutaré como quiera que vengan. Sé que voy a tener algo de trabajo con una pequeñísima ampliación que vamos a hacerle a la casa y con algún curso que se digne a salir, pero es la parte chida de las vacaciones: las cosas qué hacer sin estar limitada por los horarios.
Espero no necesitar las otras vacaciones.

Pherro, no creas que sufrieron mucho. "Siempre hay alguien mejor que tú" decía William. Creo que más que fans son curiosos.
Y sí, hay que mantenerse ocupado, jaja, pero yo de todos modos tengo malos pensamientos. Harry dice que qué bueno que sí lo pude inscribir en el curso que quería porque tiende a aburrirse en vacaciones y no quiere caer, además, "en el cochino vicio de la tele y la computadora".

Todaví, apenas estamos ensayando dos acordes. Voy a empezar como me enseñaron a mí, con un tundata de cuatro máximo cinco acordes, sólo que en lugar de la "Valentina" que a mí me enseñaron, le estoy enseñando "Y nos dieron las diez..." de Joaquín Sabina. Ya subiré algún audio cuando nos salga bonito.

trying not to sell dreams for small desires dijo...

a guitar....summer....lovely!

bohemian nights at ministry's house :)

El Signo de La Espada dijo...

Te la vas a pasar de peluche, me cai.

Ministry of Silly Walks dijo...

Trying, I have the cuban cigars, I have the rum, the only thing missing was the guitar but I´ll fix that.

Ben, saludablemente ocupada al menos y con la mente alejada de todo deseo de pasar una semana en un hotel de cinco estrellas (mínimo).