martes, 1 de junio de 2010

Otra más

Una vez platicábamos sobre el vicio y sobre lo mal que estaba el mundo si ni en la cantina más pinche se podía fumar.
Entonces me contó de cuando viajó a China, para la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer. Me dijo que en el avión había un pequeño cuarto donde se podía fumar pero siempre había fila para hacer uso de él, así que apenas se fumaba un cigarro, se volvía a formar.
Después cuando le preguntaban cómo había viajado a China solía responder "¡Caminando! ¿No ves que la pasé todo el chingado viaje formada?".

Es curioso lo que uno recuerda sobre las personas en momentos como éstos.

Otra valiosa mujer que se nos va.

Descanse en paz.

5 comentarios:

todavia dijo...

Que pena, porque ese tipo de personas son insubstituibles.

La nota no dice de que murió. ¿Estaba enferna?

Ministry of Silly Walks dijo...

Infarto cerebral.

El Signo de La Espada dijo...

Oou, es una pena, una verdadera pena.

Pero no porque ella falte la lucha de ustedes ha de perder fuerza, eso no la honrarìa

P. S.

Yo por eso no fumo

Amalthea dijo...

Lo siento mucho de verdad.

La Negra dijo...

Los que se deberían de morir son los inútiles, los ojetes, los malos. que poca madre que nos ea así...