domingo, 18 de abril de 2010

Lost

Me muevo entre la objetividad y racionalidad de un William ateo y la apertura de un Harry creyente en toda clase de manifestaciones paranormales y espirituales.
A los dos los cuestiono cuando tenemos pláticas "serias" y a los dos les digo que se abran al punto de vista del otro, que no se valen las burlas ni las descalificaciones.
No es fácil hablar con ellos cuando ni yo sé en qué punto del espectro me localizo. Admiro el hecho de que defiendan sus posiciones, con argumentos científicos como los de William o filosóficos como los de Harry. Me encantan.
Luego escucho a Fefé hablar con ellos y entiendo de dónde vinieron.
Fefé sí se mueve con elegancia y naturalidad en las discusiones filiales. Para él es tan sencillo hablarles de Tesla como de Carlos Castaneda; hablar con William de sistemas operativos, bits, matemáticas y programación como platicar con Harry sobre las predicciones mayas y los casiopeos; debatir sobre la mejor forma de hacer una chuza en el boliche o la forma más efectiva de abrir un juego de ajedrez.
Yo nomás los escucho.
Después de esas sobremesas, Fefé me pregunta:
-- ¿A poco no está interesante esta plática?
-- No lo sé --le respondo-- ustedes me perdieron al inicio de esta plática... hace tres años.
Harry, por supuesto, se ríe de mi respuesta mientras William intenta descubrir dónde está la gracia.

Yo sé que lo que Fefé quiso decir fue "¿A poco no tenemos los hijos más interesantes del mundo?" y en eso estoy de acuerdo.
Aunque me tome mucho de mi tiempo voy a seguir estudiando para poder seguirles el paso.

11 comentarios:

todavia dijo...

Creo que me encantaría escuchar una de estas discusiones, deben ser apasionantes, sobre todo pensando en que las llevan de manera civilizada y no terminan como casi siempre terminan quienes discuten sobre estos temas teniendo puntos de vista opuestos: Mandándose al carajo.

Dile a William que haga lo que yo: Cuando me preguntan si creo en Dios, siempre digo que creo indudablemente que Dios sí existe, pero que no creo en él. Nunca una discusion conmigo respecto a Dios ha pasado de ahi.

El Signo de La Espada dijo...

Tu hijo es peligroso si es capaz de sostener una conversación con un adulto y si a este le cuesta seguirle el paso...

admiraba a tu hijo, ahora le temo.... :P jajaja

es increíble!

SandyGallia dijo...

Todavía me permites robarme tu respuesta para la próxima vez que me pregunten?

Ministry Que maravilla tener unos hijos así, tienes mucho trabajo por hacer, ya sabes como dijo el tío Ben: un gran poder conlleva una gran responsabilidad, tus hijos tienen un gran poder, enseñalos a ser responsables ¡¡Felicidades!! =D

Ann dijo...

tan interesantes tus hijos ... conozco a un hombre como 30 años mas grande que ellos que no es ni 30 centimos de interesante que ellos, lástima tan guapo que se veía, debi adivinarlo al ver que no tenia letra bonita :(

saludos

Ministry of Silly Walks dijo...

Todavía, nos ha costado algo eso de que no terminen agarrados a golpes. Es más difícil para William que no puede responder al argumento de Harry: "Si no conocemos ni la milésima parte de lo que ocurre en el universo, cómo puedes decirme que no es cierto esto?" Por eso opta por el escepticismo burlón, pero lo hemos estado manejando.
Le pasaré tu consejo. Es un mundo hostil para un niño ateo.

Ben, yo sí salgo corriendo a veces... en ocasiones porque no tengo la más remota idea de lo que están hablando y en otras porque me aburro, jaja! ámonos, les digo, vamos a ver programas idiotas de televisión un rato.

Sandy, sí. La parte de la responsabilidad me parece muy importante. Sobre todo cuando se trata de Harry y lo que él piensa o cree. Tiene que entender que cada razonamiento conlleva una implicación, que el hecho de admitir o negar algo, implica una forma de vivir. Pero ahí la llevamos.

Ann, los guapos-no-interesantes también tienen sus encantos no? Mis hijos son además de guapos, interesantes, espero que no muten en la adolescencia.

La Negra dijo...

no se si ya te lo habia dicho, pero quiero hijos como los tuyos. Mi hermana me dice que mis hijos van a ser como mi marido, todos cientificos y cuando yo les diga "Hijos, no van a ir a la escuela hoy por que nos vamos a ver la pelicula de harry potter 60" ellos bien serios me van a responder "Gracias, madre, pero no podemos faltar por que tenemos examen de física cuantica hoy" y yo lloraré en la lluvia....

Ave Fenice dijo...

Me encanta tu actitud. Eres única, mujer. Un beso a tus hijos.

PHERRO dijo...

La dinámica de tu familia me fascina; seguramente -sin importar sus creencias- tus hijos serán hombres de bien. Tienen dos buenísimos ejemplos ¡¡¡VIVA LA FAMILIA!!!, la de usted, Maestra.

Ministry of Silly Walks dijo...

Negrita, si te tocan así con suerte podrás creer que son tuyos hasta que tengan unos cinco años de edad. Después, olvídate.

Ave, qué se le va a hacer? No me queda más que mantenerme positiva (y reírme para adentro cada vez que Harry sale con alguna de sus teorías o cuando William no entiende mis chistes --es lo único que me queda--)

Pherro, espero eso también. Que sean lo que quieran pero que sean buenos y sean felices.

El Ser Supremo dijo...

Jeje tiene razon signo de espada que le dan a los "hijos" ahora... no aguarda!, yo aun soy un hijo (de su ch......)

Cassiopeia dijo...

Alcánzalos... que se vuelan, y de golpe vas a dialogar con el investigador que encuentre la conexión neuronal que hace que las hormigas sean tan rápidas y laboriosas... y diseñe un implante por medio de la nanotecnología para mejorar la raza humana.

Y, al otro lado de la mesa al co-investigador que propone el propósito humanitario de semejante hallazgo para evitar que se use "para el mal".

Hablo en serio...