jueves, 30 de julio de 2009

No me gusta la palabra inspiración. Prefiero ocurrencia.

Hace unos días el Sr. Fest tuvo la ocurrencia de invitarme a participar en un experimento consistente en escribir bajo un título que rifó entre todos los que aceptaron la invitación.
Yo la acepté, vi el título y dije "Ay, cabrón" pero no pensé echarme para atrás, a pesar de que me di cuenta de que muchos participantes estaba respondiendo casi de inmediato. En cambio yo veía el título, y lo veía, y pensaba, y lo veía, y me preocupaba. Para una persona que no tolera tener asuntos pendientes, que no se me ocurriera qué escribir se convirtió en una fuente de estrés. Estoy aprendiendo a manejar eso. Benditas listas.
Y bien, ayer por la mañana finalmente me llegó la insp... se me ocurrió sobre qué escribir y he aquí el resultado:

Lectio Divina

Un honor y un gusto, Sr. Fest, participar en su experimento.

2 comentarios:

arboltsef dijo...

Un placer que hayas participado! y si te tocó uno de los títulos más chingones. Hasta envidia me dio!

Besos.

Ministry of Silly Walks dijo...

Espero que mi texto haya estado a la altura del título.