sábado, 14 de abril de 2007

Abril 7.
Visitamos Chapultepec. Precioso el castillo y la museografía.

Del D.F. me llevo el sabor de la torta cubana, el licuado de mamey y sobre todo, de los vendedores de piratería:
Harry: Oiga, quiero del disco de Pedro Guerra donde viene “Pasaba por aquí”.
Vendedor: Lo siento, amigo. Esa canción nada más viene en el disco tributo a Aute, y no lo tengo hoy.
Nomás en el D.F. los vendedores saben lo que venden.

Abril 8.
Querétaro y Aguascalientes son dos lugares donde podríamos vivir.
En San Miguel Allende dan ganas de quedarse, pero con mucho dinero y suficiente espacio en la cajuela.

Hoy se clausura el festival cultural en Zacatecas, con una presentación de Jaramar y Omara Portuondo. Dan ganas de quedarse, pero hay que trabajar.

Anoche soñé con los extranjeros. Debimos encontrarlos en Oaxaca. Dos años más para que vuelvan. ¿Qué tal sería ir nosotros? ¿Qué tal poder juntar suficiente dinero y vacaciones para pasarlas en Berlín?

No es imposible.

No hay comentarios.: