domingo, 18 de mayo de 2014

Postergación

Los lectores de la tesis me la regresaron con algunas recomendaciones, una de las cuales fue la extensión.
Me andaban faltando trece cuartillas y ya adelanté tres.
Hubiera podido terminar el viernes pero nos aventamos un viajecillo relámpago de trabajo-placer (más lo segundo que lo primero) y regresamos anoche y yo ya sin ganas de seguirle a las correcciones.
Hoy la preocupación me despertó a las ocho de la madrugada, pero la desidia me impidió avanzar. Soy mi ying y mi yang. Así que me levanté, preparé café mientras Fefé hacía el desayuno, eché ropa a la lavadora, me bañé, revisé mis correos, luego unos artículos interesantes que encontré en FB, y luego otros, y otros...
Pero ya.
Ya estoy sentada ante el documento, que parpadea con alarma desde la otra ventana, y dispuestísima a trabajar, después de preparar más café, echar más ropa a la lavadora y avanzar unas páginas de un libro.
Ya estoy aquí dispuesta a trabajar, nomás que termine esta entradita. Y debo que, porque Fefé se comprometió con un beso por cuartilla escrita y ya le dije que al décimo quería que se pusiera más creativo, por favor.

Terminemos con esta chingadera en caridad de los dioses.
Después de que vea unos videítos de gatos, pues.

Pero cuando termine..... así festejaré, fíjensen.


Este gato eres tú, soy yo, es The Dude... somos todos.




Y ya perdí otra hora... qué le vamos a hacer.

No hay comentarios.: