miércoles, 16 de abril de 2014

Cascarrabias del día...

... llama Zerk a sus corajes cotidianos en FB.
Me pareció un título adecuado para este post.

Comencemos:
(because it´s my blog and I cry if I want to)

Este video se ha hecho viral.

Está muy bien hecho pero la verdad es que me recuerda mucho a este tipo de publicaciones:

Y la verdad, me caen en los ovarios.
Me parecen condescendientes.
Cuando los leo, imagino que el trabajo doméstico tiene un excelente publirrelacionista que consiguió convencernos que no hay mejor paga que el orgullo de hacer chingomil cosas, las 24 horas del día.
(Si yo tuviera que hacer chingomil cosas al día en mi oficina, me correrían por ineficiente, por no saber delegar y por robarme el mérito ajeno, btw.)
Además de que me parece un insulto para las mamás que no tienen otra opción más que quedarse en casa por cualquier razón (falta de guardería, de trabajo, situaciones de salud familiar, falta de apoyo, etc.) es también ofensivo para quienes dedicaron varios años de sus vidas a ser doctor@s, cociner@s, maestr@s, enfermer@s, psicopedagog@s, psicólog@s, etc.

Y ya.

* * * * *
Pero ésta era una entrada de quejas y todavía me quedan dos más.

Usualmente llevo comida a mi trabajo y me quedo en el comedor a comer. A veces me gusta regalarme un rato para mí solita y me salgo a comer a algún lado. Uno de los lugares que me gustan es un puesto callejero de mariscos. El lunes aterricé ahí y me senté a disfrutar mis ostiones. Tres minutos después un tipo que estaba sentado en la mesa de al lado se fue a sentar a la mía. Así, sin pedirme permiso, nada. Luego comenzó a contarme su vida. Yo me zampé mis dos ostiones restantes, pedí un coctel para llevar y me fui.
¿Qué pedo?
¿Con qué derecho?
¿Qué le hace sentir que necesito su valiosísima compañía?

Y ayer.
Ayer nos hundíamos en el pantano de los archivos perdidos, tratando de hacer un reporte para el cual necesitábamos información concentrada en el corporativo. Nuestros archivos se perdieron en el Chernobyl de enero, aquel de cuyas consecuencias legendarias aun se habla en los pasillos de esta empresa... al menos en mi departamente, que somos los únicos que sabemos qué sucedió realmente.
Bueno, que sabemos quién nos puede pasar copias de la información, así que le hablé al fulano.
Y el fulano decidió que no me iba a enviar nada si no le mandaba una foto
..................................................................................................................
Tuve ganas de mandarlo a la chingada, pero vi la cara suplicante de mi compañero que necesitaba los datos y accedí a mandarle una foto si recibía los datos. Una vez recibidos, sí pude mandarlo mucho a la chingada. 
Acto seguido, le dije a mi compañero que tenía una enorme deuda conmigo por la humillación padecida.

Esta mañana, mi compañero me pidió el favor nuevamente de conseguirle unos datos faltantes. El donjuan del día anterior no estaba así que conseguimos el teléfono de una chica quien amablemente me mandó la información, sin solicitudes ni jaladas de por medio.
Al finalizar la llamada mi compañero me dijo: "La verdad es que no te debo nada. Más bien, gracias a todo esto, me vas a deber mucho, me vas a deber la vida...."
Me reí, después de un "ira, ira, ira" y pensé que ahí había quedado.
Más tarde, lo repitió y me pidió que no le dijera nada a nadie de lo que me había dicho.
Yo no sé qué pedos se traiga pero me imaginé que lo decía por mi trabajo. Él es el segundo del nuevo gerente y tiene conocimiento de muchas cosas. Ya anteriormente ha mostrado inquietud por nuestros puestos, pero es la primera vez que me habla tan seriamente del futuro.
"Si estás hablando por mi trabajo, muchas gracias, lo agradezco de verdad, pero no tienes que preocuparte por eso" tuve que decirle.
Después de esa charla me quedé medio desasosegada, molesta, no sé cómo.
No estoy preocupada por el futuro, si me quieren correr, venga nos mi liquidación que ya tengo un bisnes al cual mandarla. Lo que me dejó así bienquiensaecomo, fue la actitud paternalista de mi compañero.

¿Cómo les puedo explicar a los tres que, aunque me vean sola,  no los necesito, ni su compañía, ni el "halago" de sus flirteos, ni la preocupación?

Aggghh.

* * * * *
No todo es hacer rabietas.
Hablando de Zerk, hoy me envió su último libro.
Y eso es un evento chido.




Ya voy a dejar de pelearme con el mundo.
Promise (por hoy).



No hay comentarios.: