domingo, 17 de noviembre de 2013

Madre orgullosa

Yo creía que mis hijos no me podrían hacer sentir más orgullosa de lo que ya estoy de ellos.
Pero, oh, qué equivocada.

El sábado William veía la tele y le pregunté si había visto algún episodio de 30 Rock en mi ausencia.
Me respondió:
- Claro que no. Además no me gusta ver la tele solo y aunque Harry estaba aquí, no me gusta verla con él. No le entiende tanto, es tan joven (inserte dramatismo aquí).
Luego, poniéndose de pie, dijo:
"Oh, God. Youths."


Lloré.
Soy una tonta sentimental.

No hay comentarios.: