jueves, 14 de noviembre de 2013

El granizo es nieve decepcionándonos

Claro que estaría suave estar en mi casa, envuelta en una cobija, frente al calentón, con mi taza de café. Pero estar en la oficina, escuchando la lluvia, acompañada de café, también tiene su encanto.
(Encender la calefacción sin preocupación o culpa, es parte del encanto).

No hay comentarios.: