martes, 14 de junio de 2011

"Cómo no se van a hacer su pedo a un peinador..."

...me dijo el hombre detrás de la barra, en la cantina cuando le pedía mi Pacífico.
Hubiera sido otro... pero es el mismo que nos abrió la cantina en domingo, el día que suele cerrar y que planeaba tenerla abierta hasta tarde de ser necesario si llegábamos los 400 invitados confirmadísimos en FB.
Nos corrió temprano.
Al menos no fuimos las mismas veinte.
La verdad hubo de todo. A quienes más gusto me dio ver fue a personas que no sabían por dónde iba el asunto, por aquello del nombre, pero de inmediato le agarraron. Otros y otras más fueron a mostrar su desacuerdo con el nombre del evento, entonces se dialogó, se discutió y toda la humanidad reunida quedó contenta. O no.
Tuvimos música, poesía, exposición pictórica y alipuses.
Dos que tres propuestas interesantes salieron a la luz. Y como cereza en el pastel, hasta nos divertimos. Y cómo nos divertimos. Siempre hace falta un espacio lúdico y de convivencia.
Eso fue una parte del domingo.
La primera parte estuvimos durante seis horas en un gimnasio con asientos insuficientes para ver a Harry realizar su kata y participar en combate.
Se trajo a casa dos medallas y mucho orgullo.

Buen domingo.

Y luego un inusual lunes llegó.

3 comentarios:

PHERRO dijo...

Hace varios posts que no comentaba, porque cada vez que te leo me siento fuera de lugar, como muy aislado de todas las experiencias que nos compartes. Por supuesto eso es un pedo muy mío.
Muchas veces te he dicho que admiro tu capacidad para hacer cosas y estar totalmente involucrada en tu vida además de andar al pendiente de los asuntos de tu familia; de cora, te admiro y espero que nunca decaiga tu animo.
Creo que debo inventarme una vida.
Cuídate ¡Masiiiiiita!, luego nos leemos.

Conde dijo...

Siempre he escupido a solas, me da vergüenza hacerlo en público. ¿Eso será malo?

Implicada dijo...

Qué chido!!!

hasta se me antojó una fiestuki :)

saludos