viernes, 29 de febrero de 2008

Las madres amamos a nuestros hijos.

- Hola, Lucía, fíjate que a Harry le gustaría que mañana fuera Jesús a la casa a pasar la tarde, ¿cómo la ves? ¿lo dejarías?
-¡Jajajajajajajajajajaja! ¡Jajajajajajajaja! ¡Yes! ¡Gané! ¡Gané! ¡Jajajajajajajajaja! ¡Jajajajajajajajajajaja! ¡Yes!
- ¿Entonces sí?

Y que nadie lo dude.

No hay comentarios.: