lunes, 5 de enero de 2015

Recuento

2014 fue el año que sobreviví a la influenza, presenté mi tesis, conocí Tulum,  participé en un proyecto derechohumanista precioso, estrené trabajo… en lo personal fue un buen año, en aquello que sí pude controlar.

No tengo muchos planes para éste. Quiero, principalmente, recuperar a mi hijo. Lo que salga extra será ganancia.

Que el 2015 sea un buen año para todos.

2 comentarios:

Ana María Sánchez Pacheco dijo...

Con recuperar a tu hijo tienes suficiente. Ánimo, van por buen camino.

Ministry of Silly Walks dijo...

Definitivamente.