jueves, 8 de enero de 2015

Apenas enero

El año ha traído diagnósticos de salud.

Tristemente  nos trajo uno muy malo de un familiar querido y seguimos a la espera de más noticias.

En casa, Harry continúa con su tratamiento y terapia. Ayer le agregaron un medicamento para la ansiedad, pero dice el médico que la reacción de Harry a la terapia ha sido positiva, que le parece estar hablando con un adulto (lo cual considero que es parte del problema) y que vamos a avanzar rápido. Eso espero.

A William le toca revisión este mes. Se vienen muchos estudios porque trae un malestar de músculos, nervios y articulaciones que francamente no sé ni con qué especialista acudir. Ya veremos a dónde nos manda el internista.

Por fortuna, padre y madre estamos muy bien, sanotes y fuertotes para seguir trabajando hasta que los dejen bien o en su defecto, hacer efectiva la garantía y devolución. Todavía se puede ¿No?

Y hablando de garantías, caí en las garras terribles de las compras por impulso, impulso que me nace cuando más jodida estoy, pues porque fuck me.

Pero no es tan malo.

Me compré una Tablet porque las librerías de esta ciudad son muy tristes y ya me cansé de leer libros digitales en mi celular. Por otro lado, también tengo muchos documentos digitales que leer para la escuela.

Ahí está. Compra justificada.

Todo sea por mi educación.

La vida continúa y el maratón Reyes Lupe acaba de comenzar.
Salud.

2 comentarios:

Indio Cacama dijo...

Ojalá que pronto recuperen la salud todos.

Ministry of Silly Walks dijo...

Gracias. Que así sea.