martes, 2 de septiembre de 2014

Vuelven las ballenas

Mi compañero C dice que significa alcance de retos y éxitos laborales. Yo digo que son mamadas. Mis sueños no requieren interpretación. Sueño con situaciones angustiantes cuando estoy en una situación de preocupación.
Lo estoy.
En lo laboral al menos.
En lo personal/emocional/afectivo fue una montaña rusa que culminó (por el momento) en una peda de cantina, cantando con un trío que fue pagado por un tipo que nos estuvo recitando a Quevedo. ¿Qué más podríamos haber pedido?
Me agarro a esas horas mágicas -dijo el tipo- para levantarme mañana en el mundo horroroso, éste en el que una da un paso y la regresan dos.
Hoy ando muy avergonzada de ti, mundillo de porquería.

No hay comentarios.: