domingo, 13 de julio de 2014

A quién...

Suelen caerme mal las fotos de las vacaciones en las redes sociales. Incluso las mías. Particularmente, en mi caso, porque nunca consigo mostrar lo que quiero. Y aunque lo consiguiera, a quién le importaría.
Ahora estoy aquí, recostada en ese sillón, con el viento dándome en la cara y el oleaje apagando cualquier otro sonido que no sea el del mar. Y no hay muchos porque la mitad de la gente por aquí está viendo la final del mundial.
No hay palabras, ni sonidos, ni imágenes para describir cómo me siento.
Bueno, seguramente las hay pero no quiero hallarlas, porque finalmente ¿a quién le importaría?

No hay comentarios.: