lunes, 7 de julio de 2014

5...

Ya entendí que no es socialmente aceptable enseñar las fotos de tu perro cuando alguien muestra las de su bebé.
Sociedad hipócrita y represora...

¿Cómo puede una no sacar una foto así? Explíquenme.


Hobbes es, y por mucho, más lindo que varios de los bebés que últimamente me presumen.

Hoy me habría caído muy bien la gatiperriterapia (si leen eso rápido, suena como a garrapatería, guácala no), pero estoy a cientos de kilómetros del hogar, así que sólo puedo arrojarme al consuelo del internet.
Traigo el estrés prevacacional recargado por auditoría y graduación del hijo.
En cuatro días debo sacar la certificación de mi departamento, dejar trabajo adelantado, preparar maletas, alistar la casa, ir al médico, poner guapo al hijo, ayudarlo a pulir su discurso y atender los cuatrocientos trece detalles que van apareciendo.
Bueee... que no lo hago sola, pues. Ya Fefé me mandó una foto del hijo con el ajuar listo. Quedaron de revisar el discurso esta noche para mañana poder llevar a vacunar a Hobbes e ir al mandado por los que espero sean los últimos pendientes.

Y pues, ¿cómo para qué quieres vacaciones si previo a ella no te pegaste una buena chinga?

Yo ya me vi.





3 comentarios:

Amalthea dijo...

Yo quiero que haya un botón de "LIKE IT" a tus posts.

Ana María Sánchez Pacheco dijo...

Es que hay niños taaaaan... Esteeee... Mmmmm... Calientitos. Esta lindo Hobbes pero no tan bello cómo mi Nía.:p

Ministry of Silly Walks dijo...

Amalthy, nel, comentarios a la antigua, posesta!

Y sí, Ana, qué susto.