miércoles, 5 de marzo de 2014

Apagada

Por las mañanas me despido de mis hijos con un “Cuídate”. Me preocupan los riesgos cotidianos, como los autos cuando cruzan una calle o el camión del cual se bajan o alguien que piense que traen un teléfono caro.
Me preocupan pero jamás como se preocupan las madres y padres de las niñas y mujeres que cada día deben salir a la escuela o a sus trabajos. Yo no tengo que preocuparme como las madres de Esperanza o Lizeth lo hicieron cada mañana hasta que un día no regresaron.
No ser tratado como un objeto desechable es uno de los privilegios de ser hombre.

Vi esta mañana uno de los espectaculares previniendo contra la trata de personas -un tema muy fuerte actualmente, después de años en que las autoridades negaron la existencia de redes de trata, aun con la presencia de varias bandas criminales y el fenómeno de la desaparición de mujeres que ha impactado a mi estado por mucho tiempo- y en él se pedía  que no se agregaran a desconocidos en las redes sociales.  
Esta aproximación a la prevención de delitos me recordó la mayoría de las campañas que se han realizado y que enfocan su atención en la probable víctima, más que en el posible agresor.
No salgas de noche, no salgas sola, no tomes, no uses faldas cortas, no uses zapatillas, no uses tanto maquillaje, no hables con desconocidos…
La OMS hace varias recomendaciones con respecto al tema de la violencia. Estas son algunas...
 * Promover la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres. En este ámbito se recuerda a los gobiernos cumplir los tratados que han firmado, asunto que aquí sigue pendiente, nada más hay que recordar la sentencia del Campo Algodonero y el incumplimiento a la sentencia.
* Establecer, ejecutar y supervisar planes de acción multisectoriales para abordar la violencia contra la mujer. Menciona que los gobiernos deben reconocer públicamente que existe ese problema y comprometerse. Si esto se ha logrado muy mínimamente, ha sido por acciones de organizaciones civiles y no por la buena voluntad de las autoridades.
* Conseguir el apoyo de los dirigentes sociales, políticos, religiosos y de otros líderes para que se opongan a la violencia contra la mujer. Pero seguimos escuchando declaraciones insensibles por parte incluso de quienes les toca administrar la justicia, acusando, juzgando y condenando a las víctimas de la violencia.
* Incrementar la capacidad y establecer sistemas de recopilación de información para vigilar la violencia contra la mujer, así como de las actitudes y las creencias que la perpetúan.  Ni hablar de la transparencia.
Estoy triste, indignada, con rabia. Y luego tengo que chutarme la vista de esos espectaculares.
No está en las víctimas prevenir la violencia.
El abuso, la violación, el acoso, la desaparición, el feminicidio, ocurren a plena luz del día, a niñas, a mujeres, de pantalón o de vestido, de cabello largo o corto, estudiantes o trabajadoras, en la propia casa y también en manos de conocidos.

Cuando le digo a mis hijos “cuídate” también me digo “cuídalos, háblales de la vida de las mujeres, discute con ellos la publicidad, los programas de televisión, las películas, hablen sobre el consentimiento, involúcralos en lo doméstico, interésalos por lo político, demuestra igualdad con el ejemplo”.

Desde el ámbito más íntimo de mi vida, deseo que mi pequeña contribución al mundo sea educar dos hombres conscientes.

* * * * *
 Y hablando de contribuciones...
Se invita al Ciclo de Cine 8 de Marzo.
De la página de Chihuahua sin temor.


En el marco de las actividades conmemorativas al 8 de marzo, CINE TEC del Instituto Tecnológico de Monterrey, campus Chihuahua, acompañado de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, el grupo Por un Chihuahua Libre y Sin Temor, Arte-Sana, y el café buena vista, invitamos al “CICLO de cine 8 DE MARZO: Historias de mujeres contadas por mujeres cineastas.”

Este ciclo de cine tiene como objetivo estimular la producción y difusión de material audiovisual comprometido con los derechos de las mujeres, a la par, motivar a jóvenes a conocer los derechos humanos y contribuir a su promoción a través de producciones audiovisuales generando espacios de reflexión y participación activa desde diversos sectores de la sociedad haciendo visibles a las mujeres en la historia; al mismo tiempo se invita a la implementación de políticas públicas favorables al cumplimiento de los derechos humanos de las mujeres y las niñas.

Las fechas de las proyecciones serán todos los jueves de marzo y abril para concluir el primer jueves de mayo. Cada una de las proyecciones será presentada y comentada por estudiantes del Instituto Tecnológico de Monterrey y por alguna mujer destacada en el servicio público, la política, las artes, la investigación o los medios de comunicación.

(La cartelera en la página de la asociación).






2 comentarios:

Juano T&S dijo...

Ese cuídate me pasea por la cabeza como pareja un domingo por la plaza, apenas estamos esperando un chatito la chata y yo pero es algo que me da miedo... Siempre pienso en todo el mundo de posibilidades que le podrían pasar.

Ministry of Silly Walks dijo...

Imagínate, Juano, que como papás nos preocupamos así desde que están en el lugar más seguro... Cuídense y cuídalos.