lunes, 3 de marzo de 2014

Plan de pensión

- ¿Desde cuándo eres zurdo, William?
- Estoy practicando. Tengo que dominar mi mano izquierda para cuando venda mi mano derecho para un transplante.
- ¿No te preocupa quedarte sin una mano?
- No. Me voy a implantar una mano biónica.
- Y la gente que necesite una mano ¿no preferirá una biónica también?
- Ay, mamá. ¿No sabes cómo es la gente? Les da miedo la tecnología. Van a preferir mi mano. Y la voy a vender cara. No tendré que trabajar nunca.
- Parece que tienes un plan.
- Sí. Por cierto... no me pongas a lavar trastes. Se me maltratan las manos y se devalúan.

Espero que al menos me mantenga en mi vejez.

2 comentarios:

Oscar dijo...

Tu hijo es genial.

Amalthea dijo...

Eso se puede llamar visión de negocio? O es el mejor argumento para no volver a lavar los trastes?