jueves, 24 de mayo de 2012

Perros y gatos

Desde que lo recuerdo me gustan los gatos.
Los encuentro mucho más interesantes incluso dormidos, que muchos perros.

Cuando conocí a Fefé temía que no entendiera mi afición por ellos, ya que la única referencia sobre gatos que tenía era sobre uno que "me siguió desde el centro hasta la casa una madrugada y ahí se quedó", pero en su casa, como en muchas casas de grandes patios, hubo siempre perros. 
Tuve la ¿fortuna? de conocer a uno de sus últimos perros, uno que "reía". Y le decía al perro "Ríete, Gus, ríete" y el perro abría la boca y me enseñaba sus temibles colmillos. Brrr... nunca me pareció que se estuviera riendo, más parecía una mueca de burla-advertencia con el fin de mantenerme lejos de su amo.

Fefé decía que los gatos no le parecían muy buenas mascotas; sin embargo, nunca me impidió que yo tuviera uno en casa (por supuesto que no, como alguna vez le dije, si mi papá jamás me lo impidió y una vez tuvimos hasta 16 en casa, cuantimenos tú que ni mi pariente eres) e incluso un día, viéndome muy deprimida, me llevó un gato a casa.

Ahora entiendo que Fefé es una persona de gatos de clóset.
Hace unas noches lo escuché llamarle la atención a William y es que mi adolescente encuentra especialmente divertido hacer enojar a Lucky a distancia y hacer enojar a Harry por esto mismo -Lucky no tolera a William, y si éste lo voltea a ver o se acerca a menos de un metro de él, comienza a maullar; acto seguido, Harry aparece, se enoja con William por molestar al gato y luego yo tengo que intervenir y regañar a todos.
Pero esa noche, el del regaño fue Fefé, quien increpó a William con estas palabras:
- Entiende que en esta casa todos somos iguales. Lucky es otro individuo con derechos como los tuyos bajo este techo. No puedes estar molestándolo nomás porque se te da la gana.

Al escuchar esto mi corazón dio un vuelco (¿no les encanta esto de "dio un vuelco"?) y me di cuenta que Fefé había salido del clóset. 
Siempre fue una persona de gatos. Los perros eran circunstanciales.
Y ahora que me encontré esta gráfica, me di cuenta que sí, algo hay de eso (excepto en la neurosis, yo soy neurótica por los dos):



Vía Mindjet

¿Ustedes son personas de perros o de gatos?


5 comentarios:

sandygallia dijo...

Yo soy de gatos, en mi casa nunca me habían dejado tener animales (bueno, una vez tuve piojos, pero no cuentan) y cuando conocí al macho alfa decía tanta cosa bonita de los gatos, que me animé a tener uno, ahora la loca de los humanos nos hace la vida imposible y nosotros somos felices

Brenda dijo...

Pues a mí me encantan los perros, y hace unos años me empezaron a gustar los gatos pero oh sorpresa! soy tremendamente alérgica a los gatos!! La semana pasada fui a la casa de un amiguito de mi hijo, que tiene un lindo gato naranja. Lo acaricié una sola vez y salí de ahí con la cara y un ojo hinchado, lagrimeando a más no poder. Definitivamente no podría tener uno, snif. Bueno, de hecho, no tengo mascota. Pero espero en un tiempo tener, pero perros, jejejeje.
Buen día!!!

Ministry of Silly Walks dijo...

Qué chido tener gato, vedá?

Brenda,el mundo no puede ser tan cruel como para hacerte una persona de gatos y proveerte de una alergia así que seguramente eres una persona de perros.

La Negra dijo...

A mi me gustan los gatos, afortunadamente a mi marido tambien, asi que podremos tener gatos rescatados (nada de comprar gatos finos de angora y esas mamadas) Me encantó lo que dijo fefe a tu hijo. Mi mama tiene un periódico doblado que usa para ajusticiar a los gatos que se portan mal en su presencia. Recuerdo que un día mi hermana y yo nos estábamos peleando y mi mamá ipsofacto llegó con el periódico a pegarnos. en nuestra casa tambien se manejaba la igualdá...

magnolia dijo...

Dónde está tu post de Vicio?? No de tus vicios, de tu gato, bueno aunque ese vicio también es tuyo...tu me entiendes..muuuaaaaa