lunes, 31 de octubre de 2011

¿Zombie o vampiro?

¿Les gustó mi banner?
Es de Tom Gauld y lo obtuve sin autorización en un artículo que estuve leyendo en el New York Times.
Aun si no te gustan las categorías, las etiquetas o las dicotomías, el artículo puede resultarte interesante o entretenido.
En resumen, dice lo siguiente:
Los vampiros son carismáticos y beben sangre como si fuera un finísimo vino. Los zombies son torpes y sin conciencia para darse cuenta de que sus ojos se les están cayendo. Los vampiros son solitarios, antisociales. Los zombies son extrovertidos, salen en grupo. Los vampiros son los narcisistas, los artistas, los bartenders malhumorados. Los zombies son los colaboradores, los dirigentes, los fanáticos, los obsesivos.
Y bueno, ya le van agarrando el veinte a la dicotonomía.
El artículo menciona además los casos de vampiros que quieren ser zombies y zombies que quieren ser vampiros. Y finaliza con qué sucede si no te identificas ni con unos ni con otros:
Pésima noticia. Entonces no eres más que un espectador, un votante, un consumidor... o puesto a la manera zombie/vampiro: eres carne muerta.

¿Tú qué eres? ¿Zombie, vampiro, espectador?
Yo... soy un vampiro o un zombie muy confundido.

NOTA: Tómenlo como un juego, un test de personalidad de revista. Pero lean el artículo con detenimiento, está bien hecho.

No hay comentarios.: