jueves, 22 de septiembre de 2011

Up in the air

Esta vez yo no quería regresar.
Tampoco quedarme allá.
Por eso me gustó estar arriba, en vuelo, aunque esa pequeña dicha resultara tan efímera.

Hay cosas muy frágiles, como un avión enmedio de una tormenta, como la tranquilidad en la distancia, como la misma presencia.

3 comentarios:

Pherro dijo...

¡Qué profundo!

Implicada dijo...

Hay tiempo para regresar
tómate el necesario
Un abrazo

todavia dijo...

las turbulencias me turban!