domingo, 11 de septiembre de 2011

Monsi amaneció triste.
Mientras encuentro un veterinario en domingo, Lucky hace su trabajo.
El hecho de que Monsi sea un dolor en la cola -literal- para Lucky, no significa que no sienta empatía.
¿Sienten empatía los gatos?
Hace unos días Monsi hizo enojar mucho a Lucky, porque Lucky no tenía ganas de jugar y Monsi no entendía las indirectas. Lucky terminó por acostarse en mi cama, lejos de la fiesta que Monsi traía en la sala. Al poco rato Monsi entró a la estancia de Fefé y comenzó a llorar. Fefé lo llevó a la cama, con Lucky y Monsi se estuvo acercando despacito a él, hasta que comenzó a lamerle el pelaje, aguantando incluso la enorme tentación de jugar con su cola. Se aguantó y al parecer ambos quedaron contentos con esta reconcilación.



Yo creo que sí sienten empatía.

Algo más que aprenderles (además de los saltos, las mordidas y dar brincos inesperados desde debajo de las sábanas).

2 comentarios:

Pherro dijo...

Se parecen mucho.
Tiene rostro como de que son re inteligentes.
Se necesita paciencia para darle una vida digna a las mascotas; además de mucho amor.
Chido Maestra, luego nos leemos.

Cassiopeia dijo...

Afortunadamente no han agotado las 7 que tienen.
Bellos.
Amor filiar normal (unas peleas de vez en cuando... no afectan la genética).
Miau!