miércoles, 10 de enero de 2007

Un día, dudo de todo.
Al siguiente, no sé absolutamente nada.

Lo que es peor, no sé qué es mejor.

No hay comentarios.: