domingo, 20 de noviembre de 2016

Cat people

Personalidad introvertido o extrovertida.
Temperamento sanguíneo, colérico, flemático o melancólico.
Los 9 eneatipos.
Y así, muchas formas de entendernos y proyectarnos.
Aunque pasé dos días de retiro, encerrada tratando de conocer qué personalidad del eneagrama era (5, by the way) ninguna imagen me ha sido tan clarificadora con la siguiente:


Sí, se puede una parar frente a mucha gente, hablar, verte como pez en el agua, decir las cosas, perder la seriedad, bromear y sin embargo, sentir que no perteneces.
Pero ya estoy acostumbrada y no significa que me sienta mal al respecto.
Antes sí. Y cuando esto pasaba, había un par de personas alrededor que hacían lo posible porque me sintiera incluida.
Fue bueno, eventualmente, dar con otro inadaptado para hacernos compañía.
Tanto el inadaptado como los otros siguen en mi vida.

Puede que no sea yo la persona más sociable ni la mejor compañía, pero mi casa está siempre abierta para quienes siguen ahí a pesar de mí.
Aunque a veces no hable mucho y sólo me ría y asiente, es un placer que mi casa se llene de gritos, risas y humo.






2 comentarios:

Ser Filosofista dijo...

Por alguna razón lo del cinco me lo imaginaba. El resto una leve. Es muy raro que apenas hemos hablado y siento que es más fácil que me entiendas tú a que me entienda el grueso de la mayoría de las personas que conozco, y nada más por dos o tres cosas que compartirmos. Lo de no pertenecer creo que les pasa a las personas en la medida que son ellas mismas y que son honestas, porque mucha de la adaptación es mutilación en función de encajar. Como cortarles las puntas a las estrellas y hacerlas caber en un agujero en forma de círculo.

Ministry of Silly Walks dijo...

Es que creo que las dos o tres cosas que compartimos conforman los lentes con los cuales entendemos el mundo. Un abrazo.
:D