sábado, 28 de enero de 2012

Vulgar y superflua como pocas

-- Uy, sí, qué fina te viste acomodándote el cabello. - me grita mi amiga desde su oficina. Y digo me grita, porque, a pesar de que mi oficina está separada por unos tres metros de la suya, estamos rodeadas de vidrios que dificulta las conversaciones.
-- ¿Cuál fina?--le respondo-- intento quitarme un pelo que no pertenece a la cabeza.
Y en eso entran tres compañeros de administrativo a nuestro edificio a quienes les toca escuchar esa parte de la conversación.

Es cierto.
Las mujeres podemos ser unas verdaderas guarras.
Antes éramos cuatro mujeres en la planta baja del edificio. Ahora somos dos mujeres y dos hombres. Y los pobres individuos tienen que fletarse nuestras pláticas. Bueno, tampoco tan pobres, bien que les divierten. Curiosamente, si las cosas fueran al revés, si ellos fueran los guarros que hablan de las compañeras de trabajo, ya les hubiéramos puesto un buen regañadón.

Y no digo que esté bien lo que hacemos mi amiga y yo. Está mal, pero a veces, cuando no tienes mucho en común con una mujer con la que tienes que convivir varias horas al día, te agarras a los únicos temas con los que te puedes comunicar. En este caso específico: los hombres... los hombres jóvenes (no hay de otros, hay puro lepe aquí) y fuertes (no hay de otros, puro trabajo físico aquí) y guapos (algunos) y simpáticos (muchos) y divertidos (la mayoría). Pero básicamente hablamos sobre los de la primera y segunda categoría y con palabras de las que luego me arrepiento por mis compañeros de al lado.

-- Ay, Adrianita -- le grito a mi amiga --ojalá hubiera otra forma de platicar para que estos vecinos no escucharan.
Y me responden de la oficina de al lado:
-- ¡Se llama teléfono, par de babas!

* * * * *
Pero no me critiquen... compréndanme.
Porque yo les aseguro, que si tuvieran que viajar a la Riviera Maya con un nene que se parece a él...

...serían igual de ordinarias que yo.

Que lance la primera piedra aquella que nunca ha sido guarra.




3 comentarios:

cumerina dijo...

jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajajajajajajajajajaja, ya extraño trabajar!!!!, y con este post más :( espero que pronto se me haga, porque me recordaste varias escenas de mis anteriores trabajos :D nada de piedras de mi parte... saludos!...

sandygallia dijo...

Ay, ay! soospiré

Brenda dijo...

Ay, ay, no pues si tienes toooooda la razón!