viernes, 1 de julio de 2011

Sólo nos resta confirmar que Harry haya sido aceptado en la secundaria, recoger boleta de William e ir por los últimos papeles a la primaria para considerarme libre.
Y es que aunque yo no esté de vacaciones, el hecho de que ya no tenga que preocuparme por llevar hijos temprano y además de eso, disfrutar del tráfico matutino sin la locura matinal de los padres que llevan niños a la escuela, realmente me relaja.
Más aún porque a Fefé le dijeron adiós en el trabajo hoy.
Pues sí... apenas tenía un par de semanas de haber regresado.
¿Recuerdan que en septiembre del año pasado lo operaron de una fractura de disco? Estuvo incapacitado hasta hace dos semanas. En ese tiempo anduvimos moviéndonos para demandar al IMSS porque pese a la investigación que hicieron en la planta y los testigos, pese a lo que le dijeron los neurólogos que lo vieron, calificaron el problema de Fefé como enfermedad general y no como accidente de trabajo.
Pinches.
No se me olvida cómo llegó del trabajo un día con un dolorón después de haber levantado un equipo y cómo fue empeorando hasta que ya el dolor no le permitió moverse y tuve que ir a recogerlo al trabajo y llevarlo directo al hospital.
Sospechamos manejos turbios y por eso vamos a demandar.

De alguna manera sabíamos que podía pasar. Mi amiga de RH del trabajo se sorprendió que la liquidación no se hubiera dado inmediatamente cuando regresó a la chamba.
Ñé.
Fefé está tranquilo. Le va a dar tiempo para ir a las terapias de rehabilitación a las que el IMSS nunca lo mandó y estar nuevamente con los niños, que era algo que extrañaba mucho ahora que había vuelto al trabajo.
Y yo feliz de que esté a cargo de la cocina otra vez.

* * * * *
Hoy se graduó Harry.
Yo que soy tan machín pasé toda la ceremonia con la lágrima asomada amenazante. Ver a William graduarse fue muy emocionante. Ver a Harry hacerlo, tan pequeñito todavía, me causó un vuelco en el corazón. Cuando fue el momento de pasar a decir un speech que me encargaron las mamases, me fue difícil leer el primer párrafo. Se me atoraron las palabras en la garganta. Luego me recuperé y pude seguir hablando para los graduandos y graduandas.
La parte final del speech era la sorpresa que teníamos para ellos: rentamos un salón de fiestas donde, después de la entrega de papeles, los llevamos a que bailaran, cantaran, se disfrazaran, hicieran show... al final fue más divertido para las mamás que nos quedamos ahí que para ellos.

Se acabó.

* * * * *
Con esto de la graduación, estuve reflexionando... Al final uno trabaja, lucha por que los hijos puedan tener lo que uno no tuvo.
Yo ya lo conseguí: el cabello chino.
Con eso me doy por satisfecha.





6 comentarios:

Alexandro dijo...

Felicidades.

Cassiopeia dijo...

Me identifico con todo: con Fefe, que esta "fuera de combate" (espero que temporeramente); contigo como madre-obrera, con el asunto de no levantarse a la carrera a llevar enanos a la escuela; y en esto de las graduaciones lluviosas.
En la unica graduacion que no he llorado fue en la de la Escuela de Derecho de mi Hijo Favorito de los Mayores.
No llore pq la cancelaron por la huelga!
Entonces, cada vez 1ue3 recuerdo lo que trabaje para ver a mi hijo llegar a esta meta, lloro por no haberlo visto cpn el sombrero de lampara.
Mi Ministry admirada y amada, te auguro muchas graduaciones lluviosas.
A Fefe, que disfrute esta fase de su vida. Yo estoy haciendo lo propio.
Besitos y bendiciones para los 4!

sandygallia dijo...

Abracitos para fefè... =( lo bueno es que no les angustia eso de quedarse sin chamba.
Por otro lado ¿¿¿Lograste el cabello chino??? ¡Felicidades! =D

todavia dijo...

jijoles... que post tan agridulce.

Toda mi solidaridad con Fefé y su demanda. Comprendo su situación porque de alguna manera la comparto: mi trabajo implica el riesgo latente de una lesión incapacitante y aca no cuento con ninguna protección legal ni médica. Ver que él que , supuestamente, cuenta con ambas va a tener que luchar para que no lo atropellen me pone la piel de gallina. Duro con ellos! duro duro!!

Lamento ser yo quien te lo diga: Hueles a suegra =O

Ser Filosofista dijo...

Ah, mi sobrina se graduó el domingo de jardín, y yo estaba que no cabía en mí de la emoción.

Ya me imagino tú, que de alguna forma también es un logro tuyo.

Me da mucho gusto.

Óscar Alejandro Luviano dijo...

Joder con el Imss. A i madre la mandaron a casa con un hombro roto y la recomendación de que "no se hiciera"...
Suerte con eso.