martes, 10 de mayo de 2011

Yo fui a ver

Quise conocer los rostros criminales de quienes están en desacuerdo con las estrategias gubernamentales utilizadas en el combate al narco, pues en la lógica de estado, estar contra estas estrategias es estar a favor de la delincuencia.
Por eso fui.
Y me di cuenta por qué es tan difícil atrapar a los malosos: se disfrazan muy bien. O acaso creían que la de la foto era una nena?

* Foto de Kigra.

4 comentarios:

"G" dijo...

Un buen rato sin leerte Ministry, sólo quería compartir una opinión:

Cada vez nuestro pequeño mundo se destruye por la fragilidad del espíritu. El problema de la violencia, creo, está fuertemente afianzado más allá de las drogas; Por un lado, es la desesperanza y el sinsentido que empujan a los seres humanos a consumirlas para poder anestesiarse de la vida, y por otro, las febriles ideas de bienestar económico y poder de quienes las venden.

En medio de estas personas, quedamos quienes por momentos abrimos los ojos.

Un abrazo.

PHERRO dijo...

Pues por lo menos fuiste, te sumaste; yo lo pensé mucho y de plano no fui. Pero veo el resultado y sigo en lo mismo y la situación sigue igual y sé que hace falta algo más que una marcha para lograr un cambio de verdad.
En fin, como casi todos, deseo que ese cambio se logré algún día.
Cuídate, luego nos leemos.

Ministry of Silly Walks dijo...

Las marchan no sirven como fin sino como medio. Son espacios, posibilidades de comunicación para los ciudadanos. A veces se aprovechan, a veces no. Lo de la marcha del domingo va a tardar en tener resultados, pero al menos aquí ya se gestaron algunas redes y me imagino que en otros lugares más.

todavia dijo...

Que tristeza ver a Mexico en pedazos...