lunes, 12 de julio de 2010

Llueve por todas partes y una creería que se está a salvo bajo techo.

Anoche comenzó a salir agua de debajo de mi cocina. Pensamos en una tubería rota o peor aun, en una línea rota en la pared.
Armados con un desarmador nos pusimos a desmontar el mueble. Al sacarlo de su lugar nos dimos cuenta que, por fortuna, nuestras hipótesis no eran acertadas. Sin embargo todavía no sabemos de dónde vino el agua. Yo sospecho que de la lluvia del viernes por la noche. Tal vez el agua se metió por debajo de la puerta y el efecto de la gravedad la atrajo hasta abajo del mueble. Fefé piensa que pudiera ser trasminación de humedad, de abajo para arriba.
Yo prefiero mis sospechas porque el problema se resuelve cambiando el guardapolvos por uno mejor.
Hay cosas buenas en lo que pasó. Además del agua que encontramos bajo el mueble, dimos con el hogar de una familia de cucarachas que ya han sido propiamente reubicadas. En esta casa no aceptamos paracaidistas.
No es que me haya dado gusto verlas, pero es que comenzaba a desarrollar una horrible sensación de paranoia, que estaba yendo más allá de la paranoia común y corriente, propia de los terrícolas. Ahora me doy cuenta que no estaba yo loca, que efectivamente, cuando me levantaba por un vaso por agua por las noches, si había alguien siguiéndome, o más bien, varios alguienes cuyos ojos me miraban desde debajo de mi trastero.
(No me pregunten a dónde fueron reubicadas las cucas. No lo diré, porque se encuentran en calidad de testigos protegidos --lo que han visto suceder en la cocina, nadie lo debe saber--).

12 comentarios:

PHERRO dijo...

Hola Maestra.
¡Qué buen video! Me devolvio la sonrisa que me borran los caóticos embotellamientos de lunes por la mañana.
Pinches cucarachas, saben que un día serán las únicas sobrevivientes.
¿Qué habrán visto en tu cocina esos escurridizos testigos? :o]­

Juano T&S dijo...

jajaja esa movie es la onda!!!
Lo de la trasminación se me hace muy difícil, tmb creo que agua se pudo meter por debajo de la puerta, y ten cuidado con los gatos, no vayan a ser sicarios contratados para silenciar a la cucas.

Yo les pondria mas seguridad xq eso que han visto debe ser protegido xD

Jan dijo...

Jajajjaja Te imagino descalza sintiendo sus rumores y de vez en cuando, alguna que otra antenita traviesa.

Saluditos :)

Ann dijo...

pues aguas con el agua!

afortunada al poder reubicar a las cucarachas, sabes, en mi depto se ha instalado un campamento de bichos refugiados, contamos con hartas hormigas y cuando llueve entra un cienpies a visitarlas, pero la verdad es que no me gusta ser asilo político (por aquello de las enemistades generadas) y me gustaria saber a donde puedo enviarlas, no importa que no sea un lugar seguro, ellas quieren conocer otros lugares.....

cumerina dijo...

ya no recordaba esa película... lo que no sé es si darte las gracias o verte con ojos de pistola por eso...

Implicada dijo...

Uyyy qué mello :(

que se vayan los paracaidistas

Ministry of Silly Walks dijo...

Pherro, qué bueno... la verdad es que con todo y su pesadumbre de desterradas, casi vi en ellas una sonrisita, ésa que te dice: seguiré aquí después de que te hayas ido.
No preguntes qué vieron que luego me da por contar.

Juano, jaja, sí, méndiga película mala pero es la onda.

Janesita, así mismo los imaginaba en mi supuesta paranoia.

Ann, si se ven muy aburridas mete un gato a tu casa.

Cume, jaja, siento haber tocado fobias sensibles, digo, fibras.

Implicada, ya aposté un gato en cada puerta. Que no regresen.

todavia dijo...

Pos mientras el agua no corra como rio atravesando la sala, no hay de que preocuparse. =)

Buscale buscale, no se hayan quedado por ahi algunos paracaidistas escondidos! esos bichitos de ser uno o dos, en pocos dias te convierten la casa en el apartemento de Joe =P

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Ministry:

Já.
Que me hicite reir.
Los desperfectos domésticos y los inquilinos piratas son a veces inevitables.
Las cucarachas huyen de mi departamento: ¡no hay nunca nada comestible!

Gracias.
(For here it does very much coldly,
I'm with flu. Atchis!)

SandyGallia dijo...

Pobres bichos yo los detesto y mi asco va por etapas: 1.negación 2.miedo 3.reivindicación de mi lugar en Arrakis (tu casa XD), obviamente el macho alfa se pone unas divertidas cada que se mete un bicho... (el los saca porque es budista y dice que merecen vivir)

Ministry of Silly Walks dijo...

Todavía, ya tuve alguna vez una laguna en casa y lo arreglaron pero no pudieron arreglar el río que corre por el pasillo del patio que es el que, si llueve mucho, provoca que se meta el agua a la cocina a veces. De entre los desastres naturales, prefiero el último.

Crónicas, lo caray está cuando los desastres domésticos llegan al mismo tiempo. Éste es el caso en mi casa. Habrá que hacerle muchas cosas estos días.

Sandy, mi marido no es budista pero tampoco es un insecticida. No son asqueable, a menos que se me trepe el bicho encima. Cuando invaden mi espacio vital, ahí sí me convierto en un arma letal.

La Negra dijo...

uy misterioooo y suspensoooooo, pero el agua es escurridiza y nomas hay que estar antentos por si pasa de nuevo y erradicar el problema. de las cucachas, no se que pensar, me imagino que te pueden chantajear con sus conocimientos y mas si tienen pruebas, o videos, jojojo!!!