jueves, 8 de julio de 2010

Club Postal

Antes me emocionaba escuchar el silbato del cartero y más me emocionaba cuando me daba cuenta que se iba acercando, hasta que llegaba a casa con algo, no importaba que no fuera para mí. Hasta recibir las notificaciones de "Usted puede ser un ganador" de Selecciones, me gustaba.
Es una pena que ya no usen silbato. Ahora tengo que ajustar mi oído al rugido de la motocicleta y eso es muy ambiguo pues no sólo los carteros usan motocicleta, también los mensajeros. No es placentero, por cierto, dar el brinco cuando escucho una motocicleta. Las más de las veces lo que recibo son notificaciones de una tarjeta de crédito que ya hace algún tiempo cancelé.
Pero ayer no fue así.
Estaba yo tecleando en mi estancia-oficina-cuartodetiliches cuando estuché la motocicleta. Sería el post de Negrita sobre que había recibido mi carta o qué sé yo, pero estaba segura que algo había ahí para mí.
Y sí.
Carta de Crónicas Urbanas.
¡Qué gustazo leerlo! Ya nos habíamos comunicado vía e-mail en algunas ocasiones y me había gustado mucho irlo conociendo. Ahora con la carta se potencia esa sensación.
A mí que me encanta que me den toda la información posible, con paréntesis y asteriscos, me hallé en mi ambiente con la carta de Crónicas.
Me alegró la mañana saber de él, llenar huecos que habían quedado en los e-mails o en la lectura de su blog, y ahora estoy buscando un lugarcito en este día para sentarme tranquilamente a responderle.
Gracias por tu postal, D. Por cierto, me llamó la atención en la fotografía una zona que no pude distinguir si son piedras o si son restos de alguna construcción antigua. Me puse a imaginar muchas cosas. ¿Sabrías tú qué es?

* * * * *
So far so good.
Todas mis cartas están llegando. No todas las que me envían las he recibido. Ni la de Tanis, ni la de Cassi ni la de Negrita me llegaron.
Tengo una teoría: Soy mexicana y en correos han de decir "Ésta ha de estar bien pinche pobre ¿qué podría enviar?" (y tendrían razón) y cuando ven que me llegan de otros lados han de pensar que me mandan remesas o qué se yo y por eso no me llegan.
¿Será?
Por cierto, Tanis, mándame tu nueva dirección para escribirte yo.
Negrita, no pierdas la fe.

* * * * *
Me siento así como que de vacaciones.
Lo curioso es que efectivamente lo estoy y tengo así exactamente dos años.
Vacaciones en el sentido de no tener un trabajo de tiempo completo. Pero esta vez la sensación es más fuerte. Y eso es bueno. Es muy agradable.
He tenido trabajo. Por ejemplo, la pantalla que se ve en la fotografía es de unas búsquedas que estaba realizando para una charla que voy a dar el sábado. Además, ayer me la pasé desarrollando un temario para un curso bien very VIP que a lo mejor tengo que ir a dar a Veracruz.
Pese a esto... no, gracias a esto y a las salidas ocasionales que hay que hacer para cumplir otro tipo de responsabilidades, me siento bien.
Me la estoy pasando bien agustín, planeando mis mañanas y tardes. Hoy, por ejemplo, tocó ir a recoger papeles a la escuela, escribir en el blog, avanzar en un curso online que estoy haciendo, adelantar en mi clase de francés y por la tarde, tocar un rato la guitarra y responder la carta.
Me lo merezco porque ayer trabajé hartamente. No me levanté de aquí hasta que no terminé todo. A mis hijos les dije: "Ahí agarren una lata de atún. Ábranla y ahí mismo le ponen la mayonesa. Cuidadito con tirar algo. ¿Verduritas? Uy, qué finos me salieron. Así mero coman."
Sí quiero sí me organizo, qué caray.
Están bonitos los días. Muy lindas las mañanas. Estoy disfrutando mucho este tiempo.
Y más me vale, porque es posible que esta situación cambie. Más noticias la próxima semana.
(Changuitos por favor)

15 comentarios:

Lady Mondegreen dijo...

Desde niña siempre me pareció mágico el recibir cartas. Desafortunadamente con el sistema postal mexicano y que crecí en una ciudad pequeñita siempre lo hizo más improbable.

Cuando viví en otro país no podía creer lo maravilloso de recibir y mandar cartas todos los días.

Además, hay algo en la palabra escrita, algo íntimo en ver la letra del corresponsal.

Ministry of Silly Walks dijo...

Pues ya sabes, Lady Mondergreen, si quieres entrar al club postal, deja tu correo electrónico en los comentarios y las personas que quieran se van a contactar contigo.

Implicada dijo...

:) Qué lindo!!!
siguen cartas lindas por ahí!!!

Sigue disfrutando tus ricas vacaciones :)

no recuerdo si te comenté de mi cambio de url, ya estoy por acá:

http://implicata.blogspot.com/

saludos

Ministry of Silly Walks dijo...

Listo, Implicada. Ya lo actualicé.

todavia dijo...

Verdad que Crónicas escribe de una manera en que no te deja ninguna duda? Envidio su orden!

...Y su disciplina. Yo aca sigo empantanado en la dimension desconocida =(

Changuitos!

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Ministry:

Qué bueno que haya llegado.
Ya estaba algo preocupado.
Con las experiencia anterior con Mactas, ya desconfiaba de mandar algo más valioso que una postal.
Si quieres saberlo, me animo a más, pues es muy estimulante saber que ha llegado en su momento.
Esa foto corresponde a un lado atrlántico de la ciudad.
Que observadora... efectivamente ese perfil costero tiene una historia, que prefiero guardarla para un segundo envío.
¿Te parece?
Besos C.
Gracias a tí.
D.

Ministry of Silly Walks dijo...

Todavía, jeje, sí. Me hacen replantear mi hábito de darle tantas vueltas a las cosas.

Crónicas, me parece muy bien. Me quedo intrigada para la próxima.
Y ten fe, que la fe sostiene en el aire a los aviones ¿o era el miedo?

Crónicas Urbanas dijo...

Ministry:

Lo que sostiene en el aire a los aviones (cualquiera lo sabe) es la magia.

Mujer, usa la lógica: una cosa más pesada que el aire cae, che.

Beso.
D.

Ministry of Silly Walks dijo...

Claro que es magia.
Eso de la ciencia es tan ilógico e incomprensible.

Juano T&S dijo...

Pues de la clase de verano nos dieron una semana por aquello del agua, fuimos un isla un tiempo, sin comunicación, no hay gasolina, no hay transporte... fue una semana de vacaciones con un sentir un poco a la antigua :D pero a pesar todo... se siente bien.

Saludos!!

PD: en vista que mi carta nunca llegara pss creo que mandare otra :)

Ministry of Silly Walks dijo...

Ni tu segunda carta!!!
Bueno, la espero ansiosamente.

Ave Tierra dijo...

Te envío el correo....

Lo siento... espero tener mejor sentido de seguimiento ahora, Mini...

Checa correo al ratin.

Mr. Magoo... dijo...

Uy, como se ha perdido esa sensacion de ver llegar al cartero. Cuando yo estaba mas chavalon me emocionaba recibir cartas, despues se perdio, ahora todo es email... pero si habria que retomar la palabra escrita de punio y letra, lo que pasa es que la mia es tan mala que mejor recurro al teclado, por eso.

Que padres historias, en serio que estas son llegadoras, son cosas que valen la pena un post o dos o mil.

Saludos

Shelle Bataclana dijo...

Changos apareados (osea cruzados)

Ministry of Silly Walks dijo...

Tanis, orita mismo lo checo.

Mr. Magoo, lo peor es que ni siquiera por email. Creo que ya sólo lo usamos como variante del mensaje de texto telefónico, para mandar mandar mensajes rápidos. Y luego creemos saber de la vida de los demás por sus estatus en redes sociales, que si bien de algo nos sirve, no nos conecta tanto como una carta. La carta es casi contacto físico entre dos personas que se encuentran lejos y esa sensación puede ser mágica.

Shelle, tú siempre pensando en el sepso, comadre... eres bien así quiensaecomo.