miércoles, 11 de noviembre de 2009


Grandes catástrofes pueden empezar como ideas geniales.
La mía inició con la ida a la tienda a comprar unas galletitas para acompañar mi café. Ya en la tienda dije ¿por qué gastar en galletas si puedo hacerlas y mejores? Así que salí con un paquete de harina preparada para las susodichas.
Después del éxito obtenido con mis bombas calóricas me dije ¿por qué no hacerle un pastel a la "L" por su cumple?
El fallo en mi secuencia de pensamientos es que no es lo mismo hacer galletas que pastel y yo nunca he llevado una buena relación con mi horno en materia de postres.
Mientras hacía el pastel, me comía las galletas.
Sería la energía inducida por tanta azúcar o sencillamente mi ineptitud para la elaboración de repostería que el pastel de chocolate salió hecho un engendro quemado por debajo y crudo por dentro.
Me lo tuve que comer, cómo iba yo a andar de desperdiciada.

No hay desastre sin enseñanzas:
1. Ya sé lo que significa "empacho".
2. La cocina no es lo mío.
3. El pastel de "L" lo voy a mandar hacer, que por eso hay gente capacitada para ello.
4. La necesidad de estar trague y trague no es sino efecto de la cantidad de cosas que tengo que hacer este mes y todavía no empiezo.

Enmedio del dolor de estómago que aun traigo, me he propuesto ponerme a trabajar.
No hay de otra.
Preocuparse u ocuparse.
(Y comer... acabo de comprar un postre de limón que luce de-li-cio-so)

12 comentarios:

JChef (internet deconstruída) dijo...

Si es que sobre el papel todo parece tan fácil...nunca trates de hacer un brownie es endiabladamente complicado darle el punto exacto de "semicoción", lo logré al tercer intento y, como tú, me comí los de prueba. Casi lo aborrezco.

P.S: Tu pastel y mi comentario ¿procastinación? :)

Ministry of Silly Walks dijo...

Con los brownies no fui tan terca como tú. Lo dejé al primer intento.

P.S. Noooooooo... qué va..... ¿también andas con pendientes?

Juano T&S dijo...

woooo es ciertoeso de queel estres te pone acomer mas jajaja creoque voy a subir mil kilos jajaja, ypss a mi me gusta cocinar jeje pero loque es la reposteria no le e entrado muchoa esetema jejeje ydisculpa pero la barra espaciadora de lacompu no jala bien jejejey me da flojera regresar a corregir :P

Ministry of Silly Walks dijo...

El estrés y dice el hombre que también el clima y que me estoy preparando para el invierno.
El problema es que yo no hiberno y no sé cómo voy a bajar esos kilillos de más que voy a adquirir vía estrés y vía procrastinación.

Ann dijo...

no te presumo pero pos la reposteria se me da bien padre, lo malo es que recien mefui a vivir sola era lo único que sabia cocinar, tons fueron como dos semanas de comer arroz con leche y flanecitos y cosas asi, bien sano ya sabes, mientras le practicaba al arroz batido y a las sopas quemadas y al pollo medio cocido medio crudo, pero despues de 7 meses las cosas (y mi estomago) han mejorado mucho!
gracias a Dios por que mi hija ya me estaba pidiendo el divorcio....

Ministry of Silly Walks dijo...

Con la comida me es más fácil.
Le falta sal, le pones y se acabó el problema. Lo quemado se lo raspas o se lo escondes y hasta puedes decir que es rostizado o frito o que así decía la receta.

Pero las cosas que se tienen que inflar o esponjar o básicamente cambiar su estado físico, eso sí... es una cuestión con la que no he podido.

JChef (internet deconstruída) dijo...

@Ministry: No es que sea terco, que lo soy :), sino que el brownie a la primera es muy complicado. Y si, ando con pendientes desde que tengo uso de razón :)

P.S: A mi también el estress me abre el apetito :(

El Signo de La Espada dijo...

Le hubieras tomado una foto, luego le hubieras colgado un letrero que dijera FAIL para acompañar el post., jjajajaja

oye, te recomiendo un post que hizo Andrés Bribón sobre un pastelito en el horno de microondas

todavia dijo...

Para el estres no hay nada mejor que la reposteria. Deberias probar horneando unas galletas...

Nunca has probado las harinas para pastel preparadas, que nomas las vacias, las mezclas con leche y casi se cuecen solas?. No son ricos, pero se ven tan lindos que sirven para tomarles la foto y fingir que los cocinaste tu.

Ministry of Silly Walks dijo...

JChef: La vida es un gran pendiente, en consecuencia, la vida debe ser la gran entrega a la desidia.
El objetivo de pasar media vida preguntándese para qué vino uno aquí, debe ser pasar la otra media vida evadiendo la respuesta.

Ben: Ya chequé y se me acaba de antojar pero mucho. Sin embargo, tengo autocontrol, juro que lo tengo. Además me acabo de comer un panquecito y una rebanada de postre de limón. Puedo soportar un día más.

Todavía: A mí también me relaja la repostería, bueno, a decir verdad me relaja comérmela más que elaborarla.
Las harinas Betty Crocker hacen ese truco de nomás echarle aire a la cajita para que se preparen las cosas solas. ¿Cómo crees que me salen tan buenas las galletas con chispas de chocolate?

SandyGallia dijo...

Pus yo ni que decirte, estoy negada para todo lo que tenga que ver con cuchillos, fuego y mezcla de cosas comestibles, lo del título de mi blog es totalmente en serio, ni siquiera de niña jugué a las comiditas, mis muñecas iban a cafeterías y restaurantes, total, no cobran en los que son de juguete =P ahora que lo pienso... pobre del macho alfa cuando se canse de cocinar y decida dejarnos a la suerte =S

Ministry of Silly Walks dijo...

Yo no entiendo cómo si los pasteles de lodo me quedaban tan bien ahora no me salen los de chocolate...
Claro que lo que mejor me quedaban eran las carreteritas para los autos en las montañas de tierra.