sábado, 7 de noviembre de 2009

A las niñas no se les pega, y a los niños tampoco.

-- Tú crees, mamá, me mandaron una nota nomás por mover mi banca.
Lo que Harry olvidó decirme es que la movida de banca duró cinco minutos y estuvo acompañada de cotorreo con los vecinos de fila, mochila con su contenido tirado por el suelo y lapicera haciendo ruido estruendoso al caer.

Eso sucedió el jueves y yo mandé una nota a la maestra explicándole que Harry tenía pendiente una visita al neurólogo y su consiguiente surtida de medicamento, que por favor le tuviera un poco de paciencia y hasta le di un par de sugerencias para trabajar con él los siguientes días (uno creería que les enseñan esas cosas en la Normal).
Desgraciadamente, enviar una nota a la maestra por medio de tu hijo que padece TDA es muy arriesgado.
La nota nunca llegó a su destinatario.

Y bueno... lo del recado ya no es necesario.
Mañana tengo cita en la dirección porque Harry le pegó a Lizeth, la niña latosa. Al parecer lo terminó de fastidiar, y en el estado medio impulsivo que se trae estos días, descargó los corajes de todo el año.

A practicar mi cara de madre consciente y de paso preparar el discurso sobre el compromiso de las escuelas de educar en equidad (porque eso de que les digan a los niños "A las niñas no se les pega" y las maestras no escuchen a los niños cuando piden un trato justo, me caaaaaaaaaaaarga.)

13 comentarios:

Pelos Briseno dijo...

Apoyalo.... yo estoy de acuerdo que no se le pega a las ninas, y por supuesto que la violencia contra las mujeres se debe evitar desde la infancia.
Pero tambien esta bien que el nino ponga un alto... ya aprendera a que no sea con violencia, pero por lo pronto esta bien
Ya veras que la mocosa ya no lo molesta.

Ministry of Silly Walks dijo...

Todo el día he pensado cómo abordarlo, porque por un lado él ha visto y ha escuchado y ha estado presente en algunas de las pláticas sobre la violencia hacia las mujeres que ha hecho la organización a la que pertenezco.
Por otro lado me ha dicho que le han dicho a las maestras, que la han dicho a la directora y no los escuchan cuando se quejan de los abusos de esta niña y no les hacen caso, lo cual también es discriminación.
Vamos a hablar con él esta noche, reforzando lo que ya antes hemos platicado. Pero también quiero hablar con la directora porque no estoy de acuerdo con lo que está haciendo. Y no sólo por Harry, sino también por las niñas, porque están reforzando lo que seguramente ven en casa, que gracias a esa supuesta "debilidad" pueden abusar y chantajear de otros. Es la otra cara de la moneda, también producto de este característica cultural.

Y ojalá que sea como dices, que la niña ya no lo moleste.
Al menos la directora no lo reportó y terminó por decirle que si la niña volvía a molestar se tomarían medidas.

Juano T&S dijo...

de hecho si esta muy mal que digan eso... a mi ya mero me corrian de la primaria cuando una niña a la que le caia mal fue y dijo que yo la arrastre por todo el salon del cabello... ya cuando estaba a punto de irme de la school dijo que era mentira, pero es lo mismo que pasa con los adultos, hay leyes que protejen a las mujeres... pero no hay leyes que protejan a los hombres, nosotros podemos ser fuertes pero no podemos utilizar la fuerza en contra de ellas... que cosas no??

Ministry of Silly Walks dijo...

Ni una mujer debe usarla contra nadie tampoco.
Y sí hay leyes que protegen a las personas por igual.
Hay que afrontar que la violencia de género existe y que el género más lastimado en esto ha sido el femenino.
Las normas existen. El problema es quien las interpreta.
Existen leyes que protegen la integridad de niños y niñas, por parte de quien sea.
Pero la interpretación que da la cultura de estas normas, es otra cosa. Por ejemplo en las escuelas la visión de las maestras parecería favorecer a las niñas, pero no es cierto. Esa supuesta protección las desfavorece tanto como está desfavoreciendo a los niños.
El trato desigual no beneficia a nadie. Si la niña es tratada con equidad en lugar de tratarla como el sexo débil (porque una maestra utilizó la palabra débil y eso es grave) va a aprender a respetar y a ser respetada.
Pero les estamos fallando.

El Signo de La Espada dijo...

nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo


qué mal pedo!! Se equivocó y gacho. Bueno, por algo se empieza. Solo espero que eso de los chingazos no se vuelva una constante (porque el que sí se los merece es el güey del fucho). Pero sé que tu chavo se va a hacer conciente y responsable de ese asunto, quizás hasta mejor de lo que esperas.

El Signo de La Espada dijo...

(ches maestras.... -_-')

No será que esta niña es ahijada de alguien? no estará recomendadita

Oye esa idea que planteas en el comentario a Pelos Briseño, me agrada.... ojalá las viejas feministoides con las que convivo entiendan eso. Y es que nos tenemos unos pleitos por esos asuntos...

(pinchis viejas, jijijiji, pero no más esas, jijijii)

SandyGallia dijo...

Argh! no puedo con el asunto de las injusticias, tengo un caso cercano de violencia de genero, pero no hacía la mujer, ir a hacer la denuncia, me cuenta, fué un infierno...

¡y ya ve por sus medicinas =S!

Ann dijo...

eso es, agarrar parejo, hay niños y miñas insoportables y a nn se e deben de permitir abusos, y esta escuincla esta abusando, me late la actitud de la directora, habra que ver si la sostiene.

saludos y suerte

Ministry of Silly Walks dijo...

Ben: Yo espero que no. Nunca lo había hecho antes. Anoche que platicamos con él nos contó que le había ganado el coraje y sobre eso estuvimos hablando, y sobre la violencia en general.
Y sobre si es ahijada o recomendadita... no lo sé, pero según lo que me cuenta Harry, no de ahora, sino de antes, las maestras suelen pasarle algunas cosas por alto. No sé de qué dependa. A veces como maestros toleramos ciertas cosas de algunos alumnos y damos mucha carrilla a otros.
(Gacho por las feministoides, pero arriba las feministas de a devis!)

Sandy: En este país denunciar violencia de cualquier tipo es un suplicio. Para los hombres también es difícil pues no sólo tienen que convivir con la humillación que para algunos supone que una "vieja" les pegue para que además tengan que lidiar con todo el machismo de la burocracia judicial. Mejor no denuncian. Y en el caso de las mujeres, pues ya sabes: "Señora, mejor váyase a su casa y conténtese con su marido."

Ann: Como que sí le cayó el veinte, sabes? Era para que Harry hubiera recibido un reporte y no lo reportaron. Y ojalá que así sea, que se sostengan. Hay buenos antecedentes al respecto. Cuando entraron a esta escuela el año pasado un grupito de niñas molestaba a William así malpedo, con insultos por su color de piel. Sólo fue necesario hablar una vez y la directora tomó cartas en el asunto en ese mismo momento. Ya no lo volvieron a molestar y a los pocos días las niñas se disculparon y se hicieron amiguísimos.
Algo se hará.

La Negra dijo...

Lo mas triste del caso es que haya recurrir a medidas extremas para lograr que te dejen en paz, a las niñas no se les pega, pero sí se les debe responsabilisar por sus acciones, tal y como a todos le mundo. lo malo es cuando algunos se escudan en sus "derechos" para chingar a otros impunemente, eso no se vale. pero bien se sabe que esas actitudes empiezan desde casa, loo importante es que tu hijo entienda la situación y que la maestra haga algo al respecto, por que tampoco se vale que a uno por defenderse de la unica manera que le queda, salga regañado.

Ministry of Silly Walks dijo...

Y es que son derechos de todos.
Lo malo es que si los niños se golpean entre sí se interpreta como juego, que puede ser (como cuando a Harry le hicieron aquella llave tipo John Cena)pero también es una forma de ocultar la violencia hacia una persona, como con el bullying, y tampoco se les hace mucho caso como cuando una niña les pega e incluso hay maestros que se burlan de los niños cuando una niña les pega, lo que es sumamente discriminatorio y sigue acentúando el trato inequitativo.

JChef (internet deconstruída) dijo...

En relación a tú hijo, no te preocupes él no es "consciente" que le ha pegado a una niña. Pues para él es una igual. Es decir, sólo le ha pegado a quien le molestaba. Y con la reprimenda vale. No hay que proyectar categorías adultas, ni ver detrás de ello machismo ni dada parecido. Y parece mentira que los prefesores y la directoria caigan en eso del "sexo débil"

En cuanto a la violencia de género, es una verdadera lacra. Aquí ha costado mucho empezar a erradicarla. Actualmente, la cosa ha cambiado radicalmente. Pues hasta se han creado juzgados especializados en esos temas.

Ministry of Silly Walks dijo...

Claro.
La plática con él giró en torno a cómo solucionar problemas y las agresiones en general.
La plática con la directora estuvo... eh... bue.... me dieron por mi lado como a todas las mamás quejosas.