jueves, 14 de diciembre de 2006

- Ya quiero que sea martes.- Suspiró Harry.
- ¿Por la posada de la escuela? - le respondió William.
- Por la disco.
- Yo invité a la disco a Melissa y me dijo que sí.
- Yo invité a Natalia y también me dijo que sí.
- Pero... es que... tengo un problema... No sé bailar. Bueno, nada más sé bailar tangos, pero no sé si a Melissa le guste.
- No te preocupes, yo te enseño.
- ¡No! Tú no. Tú bailas bien raro.. así como... sexy...
- ¡Pues de eso se trata!

Esta vez iba yo manejando y no hubo manera de esconderme por ningún lado.

No hay comentarios.: