jueves, 7 de diciembre de 2006

Amo al mundo

aunque el mundo no me ame.
Y todo gracias al Sr. Bigotes.

Al Sr. Bigotes lo conocimos en un café, vía celular.
Era protagonista de un video musical, producido, editado y reproducido por La Marce.
Su talento y carisma nos conmovió a todos, e incluso le insistimos a La Marce que publicara el video. Pero ella, que es toda modestia y humildad, pensó que no lo valía.

Ayer me acordé el Sr. Bigotes.
A William le habían encargado llevar un títere de gato para una obra escolar, y quien mejor que Mister Bigotes, con su ya probada experiencia artística.
Le hablé a La Marce, accedió al préstamo, establecimos un contrato y ya era nomás cuestión de que la comadre pasara por él para llevarlo a la casa.
Serían las 21:00 hrs. cuando la comadre me habló de casa de La Marce, totalmente fuera de control para informarme que el Sr. Bigotes no aparecía por ningún lado. La casa había sido registrada de arriba a abajo y el títere nomás no aparecía.
Agradecí de todas maneras las intenciones y el favor, y me puse a reproducir mentalmente lo que serían las siguientes horas de mi vida. ¿De dónde iba a sacar a esas horas de la noche el material para hacer el títere? Ni siquiera tengo calcetines suficientemente usados. Mucho menos esas cosas que las abuelitas guardan en los roperos. Decidí que me robaría un calcetín blanco de los chicos, tomaría mi Sharpie y procedería a dibujarle ojos, boca y orejas.
Suspiré. Atendí un par de cosas. Recibí a la comadre. La nombré niñera. Salí por mi esposo y cuando iba a medio periférico sonó en mi celular Vete ya (suena medio tétrico, debería quitarla ya, pero es como tengo identificada a La Marce).
Y que me dice:
- Lagar, ¿ya ves que no encontramos a Don Bigotes por ningún lado? Pues te acabo de hacer un títere, para que en cuanto puedas vengas por él, le pongas nombre y ya sea tuyo para siempre.
- .....
- ¿Lagar?
- .....
Sniff.
La Marce me hizo un títere. Y no una mugre como yo pensaba hacer. No, señor. Un títere bien hecho, con cola y orejas de peluche, relleno en las orejas, pupilas, córneas y retinas bien definidas, cachetes, nariz y boca.
Se llama Gato Garabato.

Se los presumiría, pero en este momento se encuentra estudiando su parte del guión de la obra.

Amo al mundo.

Y La Marce acaba de pasar de la lista de Personas a las que no pensaba regalarles nada en Navidad porque no tengo dinero a la de Personas a las que quería regalarles algo en Navidad pero no tengo dinero.

¡Gracias Marce!

No hay comentarios.: