lunes, 13 de noviembre de 2006

Una amiga se iba a casar hace un año. Tenían todo listo para la fiesta, la misa. Entonces a él le diagnosticaron cáncer. Ella lo apoyó y estuvo con él. Él le dijo que la boda se cancelaba, que no quería verla sufrir junto a él. Ella dijo que juntos lo superarían. Él no lo admitió.
Él acaba de morir. A ella le informaron entre una lluvia de reclamos injustos. Estaba desolada. Quería asistir al funeral, pero también tenía miedo. Finalmente decidió ir. Iba bien acompañada. La recibieron con abrazos. Pudo llorar su pena. Es muy grande. Sin embargo, ahí, entre quienes le reclamaban su ausencia, se sintió liberada.

Hoy no tengo moraleja.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

We're a group of volunteers and opening a new scheme in our community. Your site offered us with valuable info to work on. You have done an impressive job and our whole community will be grateful to you.

Here is my homepage :: quick cash advance lenders

Anónimo dijo...

It's actually a cool and helpful piece of info. I'm glad that you
simply shared this useful information with us. Please keep us up to date like this.
Thank you for sharing.

My blog post; visit the official web site