lunes, 16 de octubre de 2006

El mundo, el espacio, el cosmos... todo tiene un equilibrio que es preciso no romper.
Vano sería dar ejemplos de este balance. Vano mencionar todas las obras artísticas que han abordado este tema.
Pero nomás para que reflexionen un poco, les dejo una pequeña historia:
Mientras nos encontrábamos en honores a la bandera, el maestro de ceremonias, que en esta ocasión no fue un chiquillo, mencionó las efemeridades del mes de octubre.
De inmediato me acordé de la Shelle y del diccionario que seguimos escribiendo. Contuve la risa hasta que escuché al prefecto junto a mí decir: ¡Chale!
Tuve que salir de ahí para reírme a mis anchas.
Pero el universo nos las cobra, tarde o temprano. O muy temprano.
Envié un reporte a mi jefe una hora después del citado incidente, con copia para directivos y me lo devolvió, después de su junta con jefes, con algunas palabras subrayadas: repaticulando y en serumen.

Chale.

No hay comentarios.: