viernes, 3 de julio de 2015

Happy birthday

Pasé la noche acompañando a mi papá en el hospital.

Es la primera vez que me toca cambiarlo de pañal y asearlo.

No sé cómo logré controlar las ganas de llorar. No por mí. Por él. Porque vi su cara de angustia y de vergüenza de que su hija lo viera desnudo.

Tiene ya casi una semana sin comer y varios días sin tomar agua. Los médicos consideran que en este momento es mayor pérdida que ganancia que coma. Pero esta madrugada ya tenía mucha sed y sólo podíamos humedecer sus labios con una gasa mojada.

Hay buenos pronósticos para las próximas dos semanas. Si se cumplen, se podría revertir el proceso de infección sistémica que trae así como sus problemas renales.

Y ni siquiera hemos empezado a tratar el cáncer.

Hoy cumple 70 años.

No hay comentarios.: