domingo, 26 de abril de 2015

La ciudad de los libros perdidos

¿A dónde van los libros perdidos?
Exijo saberlo.

Tengo cerca de cien libros extraviados, según mis más conservadores cálculos.
Que se me pierdan calcetines, blusas o pantalones. No sé por qué ocurre, pero sucede, créanme.
Pero mis libros...
Ni los calcetines ni los pantalones los puedo compartir con mis hijos. Los libros sí. Y me andan faltando "Las intermitencias de la muerte", "El señor de las moscas", "El club de la salamandra", "El segador", "El libro de los abrazos"...

A quien se los haya prestado o quien los haya sustraído en forma ilegal y arbitraria de mi casa, de verdad, regrésenmelos. No tomaré ninguna medida en contra.
Es más...
Voy a cerrar los ojos una semana y cuando los abra espero verlos en mi puerta.
Bueno, les voy a dejar la puerta abierta porque probablemente Hobbes los encuentre tan sabrosos como mi bicicleta.

Por favor...
Mis libros...
:(

2 comentarios:

Amalthea dijo...

Ves por qué tomé medidas extremas y mis libros son guardados en cuarto con candado en la puerta??

Son míos... MÍOS!!

My preciousssssss....

Ministry of Silly Walks dijo...

Te entiendo perfectamente ahora.