sábado, 4 de octubre de 2014

Ya

Contrato firmado. Renuncia firmada.
Empiezo en semana y media.
Me puse a recordar mi entrada a esta empresa, en el 2010. Recuerdo que el proceso fue largo: tres entrevistas, varios exámenes y una presentación frente a quien sería mi coordinador regional.
Cada que visitaba la empresa y cruzaba las líneas amarillas de peatones, me repetía que yo quería ese trabajo, que era para mí... Tiempo después, al tenerlo, pasar por esas líneas me provocaban cierta emoción.
Espero sentir lo mismo aquí, mientras subo los escalones que llevan a mi área.
Quiero sentir esa emoción del asombro, de la novedad, del deseo cumplido, de un logro merecido.
Practicaré mis pasos esta semana.
No quiero olvidar nada ese primer día.

2 comentarios:

Amalthea dijo...

Creo que uno siempre esta donde merece estar, si el anterior ya no te merece, si el nuevo merece tu emoción... que ricooooo!!

Ministry of Silly Walks dijo...

Yuju! Sí.. eso espero..