jueves, 16 de octubre de 2014

Primis

Hoy fue mi primer día en mi nuevo trabajo.
Y ni lloré ni nada.
Mi asistente es una chica listísima y en general todo el equipo de mi área, me parecieron muy agradables.
Además, hay café. Glorioso y maravilloso café. Seis jarras listas en todo momento.

Terminada la jornada, la sensación general es...


Y todos coinciden en que lo hago muy bien.

No hay comentarios.: