martes, 5 de octubre de 2010

Enseñanzas

El último día que estuvimos en el DF hicimos una visita rápida a la fábrica de cervezas.
Fue una excelente experiencia. Me sentía como Charly en la fábrica de chocolates, sólo que sin Oompa Loompas.
A medio paseo nos robamos regalaron una lata de cerveza, así salidita de la línea de producción. Deliciosa. Como pan recién horneado (después de eso fue que empecé a ver Oompa Loompas saltando de un lado a otro).
La visita culminó con la vorágine de compras en la tienda de la fábrica de donde salí con algunas chucherías para la familia.
A Harry y William les tocaron unas cachuchas bastante padres con el nombre de una cerveza al frente. La de Harry tiene un abrebirrias destapacorchos en la visera.
El domingo estuve pensando sobre si sería adecuado regalarles a los niños productos promocionales de bebidas alcohólicas lo que dio pie en la sobremesa a discutir con ellos sobre el consumo de cerveza.

La discusión fue muy provechosa. Hablamos sobre los maravillosos terribles efectos del abuso de cualquier sustancia y de lo divertido embarazoso que resultan sus consecuencias.

Pienso --hasta este momento, el tiempo me dirá otra cosa-- que la influencia, la presión social para consumirlas y la publicidad están en todas partes y que en todo caso, el hecho de que yo trabaje en una empresa que las elabora y distribuye puede ser una experiencia útil para poder conversar con ellos en forma abierta y con información de primera mano.

Pero al final la mejor moraleja la van a tomar no de lo que Fefé y yo les digamos, sino de la vivencia en carne propia de tener que salir cada domingo en la mañana a comprar Alka Seltzers al abarrotes para la mamá que amaneció con dolor de cabeza, bajo la desaprobadora mirada de la dependiente.

No es por gusto, no.
Es por dejarles una enseñanza útil a mis hijos.
Y si eso no es ser una buena madre, no sé qué lo sea.

Adelante, siéntanse libres de utilizar mi experiencia.

De nada.

10 comentarios:

SandyGallia dijo...

Eres una heroína y no puedo dejarte caer sola, no no no...
Tienes todo mi apoyo y no solo con porras, sino con acciones!
mmmh... no tengo quien vaya por mis alka seltzer U_U

"G" dijo...

Hola Ministry "long time no see"!!

Err que diga... comentado. Que bueno que visitaste la "capirucha" y que te llevaste los souvenirs cerveceros. Acá, en la calle de Odontología a unos pasitos de la UNAM, ya se hizo frecuente que modelos chico/chica de más de 1.70 se ponen a hacer concursos para regalar promocionales y souvenirs de Marlboro...

Pero esos regalitos son sólo a personas fumadoras :(, te preguntan "¿De qué cigarros fumas?"
cuando contestas "no fumo", se van!!

Ahora l@s no fumador@s somos discriminados, hahaha.

Saludos chilangos!!!

todavia dijo...

Yo pienso que si van a tomarse un Alka Seltzer, mejor que sea por una cruda y no por un dolor de panza. =)

trying not to sell dreams for small desires dijo...

cheers!

Gee whiz! after reading this post i'm craving a brewsky!

Amalthea dijo...

Jajaja!!

Claro, "mirarte en mi espejo" siempre enseña a los críos, uno siempre tiene que hacer esa clase de sacrificios como métodos educativos.

Suerte con la experiencia propia

Juano T&S dijo...

Nada como un alka seltzer pa' cortar la cruda jejeje. no les prohíbas el beber xq sabes que como quiera lo van a hacer, solo diles que todavía no es tiempo y no hay nada mejor que ser uno mismo el ejemplo a no seguir jajaja

El Signo de La Espada dijo...

cuando tengan la edad adecuada para beber...

no sé, ya me los imagino con sus hijos... "tú abuela me invitó mi primera cerveza" jajajajaja


se ve que los chavos son concientes, así que, pese a la presión social, a la publicidad y demás yo creo que no habrá pez!

saludos!!

Mr. Cougar dijo...

¡¡¡¿Cómo que no había oompa loompas?!!! Pa' mí que te hicieron güey, sí hay!

Ernesto dijo...

Hay personas que a pesar de consumir estimulantes (como la cerveza), no desarrollan adicción hacia ellos, el problema es que es casi imposible saberlo el día que se bebe la primera cerveza, para mayor información lee la serie de posts: Para que tus hijos no le lleguen a las drogas"

El Ser Supremo dijo...

Jajajajajajajaja esta genial tu entrada, espero que sea sarcasmo jajajaja que buena madre eres