sábado, 25 de septiembre de 2010

Reportándome

No ha sido una mala semana.
Me gustan los hoteles, con todo y su ordenado minimalismo deshumanizado.

Hemos estado trabajando mucho, pero no se compara al trabajo que nos espera cuando regresemos. Este curso fue para darnos el panorama de lo que tenemos qué hacer en nuestro puesto y debo decir que me he asustado un poco, pero todo es cuestión de orden y disciplina, cosas de las que a veces tengo algunas reservas guardadas para cuestiones laborales.

Además de mí, hay otras cuatro personas atendiendo a esta capacitación. Tres de ellas son menores que yo, y el cuate que es mayor, tiene mucha experiencia en la empresa aunque apenas empieza en el puesto, lo cual le da mucha ventaja.

Me agrada trabajar con gente joven pero francamente no les agarro el paso de ir cada noche a algún bar o antro. Salí con ellos el día del karaoke y un día después a caminar por el Centro Histérico. Después se fueron a seguirla y yo me quedé en mi habitación.
Hoy todos se fueron, tienen familiares aquí y pasarán el fin de semana con ellos.
Yo me quedé en el hotel y lejos de sentirme como la niña del internado con padres malvados, me he sentido sumamente bien.

Anoche me di un baño de desestrés, me tomé dos pastillitas de valeriana, puse el letrerito de "No molestar" en la puerta, platiqué un buen rato con Fefé, leí, vi la tele y programé la alarma para las diez de la mañana y únicamente porque son las nueve en Chihuahua, hora en que me toca programar una reunión virtual para los gerentes.

Me desperté a las ocho sin ayuda de bocinas de auto ni alarmas. Qué difícil desprogramarse de la hora habitual de levantarse. Pero con todo y eso, fue muy agradable sólo encender la televisión y estar en la cama sin pendientes.

Alcancé más tarde el desayuno buffet y decidí aprovecharlo al máximo, a diferencia de los otros días que estuve pagando por lo que consumían los gordos ejecutivos que pagan lo mismo que yo.

Me dispuse a caminar por Reforma a ver qué veía.

Primero me fui al Museo Rufino Tamayo donde tomé un tallercito acompañada de los bichos de Pachulpetec. !Arre, rata!

Me estaba quedando muy lindo, mucho mejor que a los otros participantes del taller. El hecho de que los demás tuvieran entre seis y ocho años no era excusa para no hacer un buen trabajo, ¿a poco no?

Luego me encontré enmedio de todos los rubios que habitan en el DF, que estaban ahí cheleando de a grapa por la inauguración de unas exposiciones.


Mucha cerveza y botana, la mejor cerveza por cierto (sigan consumiendo, que de su pedotas como yo)


Los bichos son un encanto, hasta posan para las fotos. Ya ni siquiera salen corriendo si te acercas, de hecho se han vuelto adictos a los chetos y toda clase de frituras, y te stalkean si te ven con ellas (Ley antiobesidad ¿dónde estás?)

De regreso vi lo que parecía un simulacro de algo en el angelote. Bueno, a lo mejor algo pasaba pero no me di cuenta.

Me encantó el programa de la Ecobici. Vi a muchísima gente durante la semana haciendo uso de las bicicletas, que te permiten traslados ilimitados a un costo de 300 pesos anuales. Yo me quería subir a una, pero no tengo tarjetita.


Me metí a un mercado cerca del hotel donde hallé esta joya geek: One ring to rule them all. Me acordé de este episodio de The Big Bang Theory.


Y del paseo por el Centro Histérico me quedaron algunas imágenes como la de la Torre Latinoamericana, a la que no subimos porque mis compañeras quisieron salir a caminar con tacones del 10.

El Palacio de Bellas Artes es mucho más hermoso de lo que se puede observar aquí, pero no conseguíamos cruzar la calle. De hecho una de mis incapacidades es no saber cruzar calles y nos costó algo poder hacerlo, además algo había en el Munal y había pura gente de la realeza y con ello mucho tráfico y seguridad.


Es maravilloso lo que se puede comer en el centro. Yo cené con 30 pesos unos ricos tacos de canasta, un elote y un postre de ésos que se ven detrás: frutas con crema en vasitos de chocolate.


Le tomé una foto a Sears, donde según me contaron, era donde vivía la Pícara soñadora... la novela de los muertos, dice una amiga.
Antes de irnos me metí a una exposición llamada "Del Paquín al webcómic" en el Centro Cultural España. Nótese que quería parecerme a Cindy la Regia, pero quién no.
Hicimos el trayecto muy rapidito, básicamente porque es difícil disfrutarlo si tus compañeros no saben quién es la Familia Burrón.
Y ya para rematar, nos aventamos una cerveza y yo por fin probé la Montejo, que me faltaba por ingerir para decir que ahora sí las he tomado todas.


* * * * *
He estado muy bien, cómo decir que no, pero extraño. Caray, con tanta gente abrazándose y besándose por la calle, parejas de novios y de novias, carajo, sí que extraño.
Me queda una semana todavía.
Ya reportaré desde la hermana república de Ecatepec, que es adonde me tengo que mudar mañana, de los gozos y tribulaciones de esta marchanta que ya terminó por mimetizarse con el contexto lingüístico regional. Ya nomás estoy practicando lo de decir "amiga" o "amigo" cada vez que termino una frase.
So long...

11 comentarios:

SandyGallia dijo...

Que padre que pudiste ir a la expo del paquin al webcomic... sospiro, estás identica a cindy XD
pasatela bonito, justo ahora le decía a @elwebonauta que extraño mis calles de allá U_U

PHERRO dijo...

Eres Chilanga Honoraria.
Si tienes chance el próximo jueves en la tarde-noche, asiste al Papalote Museo del NIño, sí es para niños, pero los jueves lo han hecho exclusivo para adultos; a mi se me hace un poco cara la entrada, de hecho hace tanto que no voy que la verdad no se cuanto cuesta, lo puedes checar por ineternet, te vas a divertir en serio, es de las pocas y muchas cosas que valen la pena en la ciudad. Mañana podría caminar sobre Reforma, rumbo al Auditorio Nacional, en el camellón hay esculturas muy interesantes, en las rejas de "Pachulpetec" hay una exposición de fotos, para entretenerte un poco mientras paseas ó si te late, una visita al zoológico, remar en el lago, ¡ahhh!, los domingos prestan bicicletas para hacer el paseo en Reforma, creo que la prestan por tres horas, así pues hay mucho para pasar un domingo tranquilo en la Capirucha.
Muy bueno que no todo sea puro trabajo en esta visita al DFectuoso.
Cuídate ¡Masiiiiiita!, que la sigas pasando bien, luego nos leemos.

Ministry of Silly Walks dijo...

Sandy, la verdad te entiendo. Acostumbrarte a todo lo que hay por acá y luego no tenerlo está del nabo. Qué bueno que notaste mi parecido.

Pherro, suena bastante interesante lo del Papalote, sobre todo porque me quedó un mal sabor de boca del museo del niño de mi tierra, que la neta a mí me aburrió. Pero veremos que tan lejos quedamos.

Juano T&S dijo...

jajaja te parces a cindy la regia jajaja te juro que si me reí.

El anillo unico :D el dia que me matrimonie con la pompudita ya quedamos que hay que comprar anillos como estos:

http://articulo.mercadolibre.com.mx/MLM-51920935-2-anillos-elfos-inscripcion-del-amor-elfos-bodas-hadas-arwen-_JM

Somos una linda pareja geek... yo mucho mas que ella C=

Ministry of Silly Walks dijo...

Ya vi el anillo, Juano y voy a tener que saber élfico para conocer la diferencia entre el anillo thatrulesthemall y el de amorss...

Crónicas Urbanas dijo...

Hola ministry:

Que buen reporte.
Además de bien contado, has retratado la ciudad.
Confieso que hay algunos términos que se me escapan.
Me ha gustado cómo te guía Pherro en el comment, creo que nadie mejor que él para conocer la ciudad.
Y ese "episodio" del Lord of Rings me ha hecho reir mucho.
Nunca vi esa serie.
¿El anillo en el pulgar?
Suerte y buena onda para vos.
D

todavia dijo...

Ay el Defectuso... =...)


Jijos. Mi reino por unos tacos al pastor.


Ecatepec no es muy lindo, pero en todo caso te queda el D.F como ultimo recurso.

De seguro te veian comiendo Cheetos y las ardillas se te acercaban diciendo "Disculpa, amiga..." =)

Si, Ve al papalote.

Ministry of Silly Walks dijo...

Muy recomendada la serie.

Por ahora estoy a una hora del DF, sin tráfico. Quién sabe si pueda regresarme al DF a turistear. Ojalá nos quede tiempo para hacerlo, porque estar por acá y nomás dar una vueltecita por Reforma, como que qué desperdicio.

Pelos Briseno dijo...

Disfruta el DF... es la mejor ciudad... para turistear... ni de loco viviria ahi... creo que es MUY peligroso... jejeje...

Bromas aparte, lo del Papalote para adultos (sin doble sentido) es muy chido. Es padre disfrutar de tooodos los juegos sin que te vean mal los chavitos.

Para mi, y tal vez ya un poco tarde la recomendacion, lo mejor, lo imperdible, es el show del ballet folklorico de Amalia Hernandez en Bellas Artes.
Esta carito, pero vale totalmente la pena... si lo acompananas con la visita guiada por Bellas Artes, te enteras de cosas muy chidas

Brenda dijo...

Eres más guapa que Cindy, y qué bien la estás pasando, aunque extrañas a tu familia y compartirías con ellos los paseos, pues ya habrá otra ocasión ya verás.
Besos Ministry!

Amalthea dijo...

Cómo que estas aquí y no nos vemos?!?!?!?!?!?!?!
Estar a una hora del DF es como estar aquí... solo para ir a trabajar tengo que conducir 2 horas y no salgo del DF!!
Precioso el centro, lástima de tanto chilango estorbando por todos lados...